¡Elige tus plantas y recíbelas en casa con envío GRATIS a partir de 49€*!

Cómo tener un jardín acuático

¿Qué es un jardín acuático?

Un jardín acuático es una de las partes más especiales de un jardín, compuesta por dos elementos principales: agua y plantas. Un estanque, un acuario y todo jardín donde el agua y las plantas sean protagonistas son buenos ejemplos de jardines acuáticos. Por lo general, este tipo de jardín presenta un tamaño reducido y muy poca profundidad. En algunos jardines acuáticos también suelen incluirse peces y elementos decorativos para resaltar su belleza. Tener un jardín acuático en casa nos aportará un foco de decoración que deleitará todos los sentidos y nos relajará con el rumor del agua.

¿Cuándo es el mejor momento para un jardín acuático?

Siempre es un buen momento para disfrutar de un jardín acuático. Sin embargo, durante el verano, los estanques están en todo su esplendor. Para que este pequeño ecosistema perdure, es indispensable asegurar la calidad del agua. Por ello, el estanque debe permanecer limpio, libre de algas e impurezas. Además, es necesario que el agua tenga un aporte suficiente de oxígeno y un nivel adecuado. El verano es la mejor época para introducir nuevos peces en el estanque, siempre que hayan transcurrido dos meses desde la disposición de las plantas y previo proceso de aclimatación de estos animales. La opción más aconsejable para los estanques al aire libre son los peces de agua fría. Estas especies no requieren excesivos cuidados. Solo necesitan agua limpia, oxígeno suficiente y espacio para poder nadar.

¿Qué cuidados básicos requiere un jardín acuático?

Entre las tareas de mantenimiento de un estanque, la limpieza ocupa un papel esencial. Es indispensable retirar las plantas marchitas y podar las que hayan crecido en exceso. La oxigenación del agua es otro de los cuidados que requiere cualquier estanque durante el verano, sobre todo, si el ambiente es cálido. Sea cual sea su tamaño, es indispensable mantener un cierto equilibrio entre todos los elementos que lo componen. El método más natural para lograrlo son las plantas oxigenantes. El metabolismo de estas plantas impide la concentración excesiva de dióxido de carbono, a la vez que evita la proliferación de algas, con lo que se asegura la calidad y limpieza del agua para que los peces y demás especies que habiten el estanque. La evaporación y el consumo de las plantas provocan que en verano el nivel del agua descienda a mayor velocidad. Para evitar problemas conviene revisar el estanque a diario y, si es necesario, rellenarlo a última hora de la tarde. Si el nivel del agua desciende demasiado, habrá que comprobar si el estanque tiene alguna pérdida y, si es así, repararla.

¿Qué necesito para instalar un jardín acuático?

Instala un pequeño o un gran jardín acuático en tu terraza o jardín. En Fronda tenemos todo lo que necesitas para montar tu remanso de paz:

  • Estanques: estanques prefabricados, cascadas, láminas impermeables para estanques y materiales para su mantenimiento y reparación

  • Bombas para estanques y de aireación, por si necesitar aumentar el oxígeno de tu estanque. Accesorios para las bombas

  • Filtros y lámparas ultravioleta

  • Accesorios de limpieza de estanques: redes recogehojas, aspiradores limpiafondos, etc.

  • Acondicionadores del agua: clarificador, iniciador de bacterias, anti algas, etc.

  • Elementos decorativos para el estanque: focos, plantas artificiales, figuras, gárgolas…

  • Plantas acuáticas y peces para tener un estanque lleno de vida. En el caso de las plantas, pueden ser: