Bulbos de primavera

La azucena, la dalia o el lirio de agua son algunos de los preciosos bulbos de primavera que se siembran a finales del invierno y comienzan a florecer en esa época con colores más intensos. Son más sensibles al frío que los del otoño, y por eso se plantan una vez acaban las heladas.

Temporalmente los productos de esta categoría no están disponibles online, estamos trabajando para ofrecértelos pronto