Plantas trepadoras y enredaderas

Las plantas trepadoras son perfectas para cubrir y decorar los muros de jardines e incluso pérgolas y porches, pues tienen la capacidad de sujetarse a superficies verticales. Además, con ellas y el bonito manto de sus hojas y flores podrás dar vida natural a cualquier ambiente.

Has visto 20 productos de 20

Tipos de plantas trepadoras y colgantes

Clasificaremos las plantas trepadoras y colgantes en función de cada uso, cada lugar, y el gusto personal.

Trepadoras según el lugar y el suelo donde la quieras plantar

Atendiendo al lugar que las plantas ocupan en tu hogar, tendrás que optar por unas especies o por otras para que sus necesidades básicas (sobre todo de luz) estén cubiertas:

  • Trepadoras para lugares soleados: especies tan conocidas como la Buganvilla, la Dama de Noche y el Jazmín necesitan una ubicación a pleno sol.
  • Trepadoras para lugares sombríos: especies como el Ficus Repens, la Dipladenia y la Campanilla aguantan bien en espacios de semisombra.

Trepadoras según tus gustos personales

  • Trepadoras con flores perfumadas: te permitirán disfrutar del delicioso aroma de sus flores. El Jazmín estrellado y la Madreselva son perfectas tanto para ubicaciones con sol como para semisombra; y las variedades de Rosal trepador, Jazmín, Jazmín Español, Glicinia y Dama de Noche, ideales para ubicar a pleno sol.
  • Trepadoras con flores sin perfume: especies con una floración bella sin fragancia. Para los espacios a pleno sol son perfectos el Falso Jazmín, la Bignonia o el Rosal de Banksia; para los espacios expuestos al sol o semisombra la Pasionaria, el Plumbago, la Hardenbergia y la Dipladenia; y para los espacios soleados, pero con sombra en la base la clemátide resulta perfecta.
  • Trepadoras de hoja perenne: este tipo de plantas mantendrá sus hojas todo el año. Las especies recomendadas para espacios de sol o semisombra son el Jazmín estrellado, la Madreselva, la Dipladenia, la Hardenbergia, la Pasionaria y el Plumbago; las variedades recomendadas para los espacios expuestos totalmente al sol son la Buganvilla, el Jazmín y el Falso Jazmín; y para los espacios de semisombra la Hiedra.
  • Trepadoras de hoja caduca: estas trepadoras pierden su follaje durante una parte del año. Las ideales para ubicar a pleno sol son la Ampelopsis, la Bignonia, el Rosal trepador y la Glicinia. La clemátide, por ejemplo, también puede estar al sol, pero necesita sombra en la base, la Parra Virgen estará bien tanto en sol como en semisombra y la Hortensia trepadora es ideal para ubicarla en zonas de semisombra.

Trepadoras según el uso que le vas a dar

Las trepadoras son plantas muy funcionales a la hora de decorar y cubrir espacios con su encanto. Te recomendamos cuáles son las mejores según el espacio que desees cubrir.

  • Trepadoras para cubrir pérgolas: a pleno sol podrás apostar por la Glicina, la Parra de Uva, la Bignonia, la Buganvilla; y para pérgolas en sol o semisombra puedes elegir, por ejemplo, la Campanilla.
  • Trepadoras para cubrir muros: no necesitan ningún tipo de soporte para trepar. Para muros expuestos al sol o semisombra opta por el Ampelopsis y la Parra Virgen; para los muros ubicados a semisombra elige la Hiedra, la Hortensia trepadora o el Ficus Repens; y para muros a pleno sol opta por la Bignonia.
  • Trepadoras para cubrir vallas y celosías: las mejores especies para estar expuestas a pleno sol son el Clematis, el Rosal Trepador, la Buganvilla, el Jazmín y el Falso Jazmín; y aquellas que aceptan bien tanto el sol como la semisombra son la Campanilla, el Jazmín estrellado, la Dipladenia, la Hardenbergia, la Pasionaria y el Plumbago.

Consejos para cuidar tus plantas trepadoras y colgantes

Las plantas trepadoras o colgantes son muy prácticas a la para que ideales para decorar y cubrir espacios amplios. Sigue nuestros consejos y presume de tus plantas:

  • Luz: como has visto cada especie tiene necesidades específicas de luz. Por lo general, crecen buscando la luz y cuanta más luz reciben crecen más y mejor.
  • Agua: este tipo de plantas no requiere un riego delicado o frecuente. Recuerda que cada especie tiene sus propias necesidades. Si la planta está en exteriores mientras reciba buena luz, puede vivir bien con el agua de la lluvia. En épocas más secas puedes refrescarlas con una manguera para que sus hojas recuperen un color más intenso.
  • Plantas colgantes: al colgar una planta, procura tener un acceso sencillo a ella para el riego y la poda. Existen especies como las crasas colgantes que no requieren un riego frecuente, lo que puede ayudarte en su mantenimiento. Si ubicas este tipo de plantas en interiores evita que sufran temperaturas extremas para su mejor conservación.