Jardineras

Lo mejor de las jardineras es que con ellas se les ofrece a las plantas una mayor profundidad que otros formatos más pequeños no nos pueden ofrecer. Descubre ahora las mejores jardineras y sus distintos tamaños para tener tus plantas lo suficientemente protegidas.

Los más vendidos

Jardineras de plástico

VER MÁS

Jardineras de barro

VER MÁS

Jardineras de madera

VER MÁS
Envíos Gratis a partir de 49€* Entrega 1-3 días a Península y Baleares
Envoltorio para regalo gratis Con tu dedicatoria personalizada
Garantía de calidad Plantas cuidadas y embalaje protector

Materiales para jardineras

En Fronda disponemos de una amplia variedad de materiales para jardineras que se adaptarán muy bien a las necesidades de tus plantas, combinando, además, con múltiples estilos decorativos.

Jardineras de plástico y resina

Las jardineras de plástico se caracterizan, sobre todo, por ser más económicas que el resto de materiales, adecuándose a cualquier bolsillo. También son ligeras, muy duraderas y resistentes, ya que no se degradan con el tiempo ni se agrietan fácilmente. Además, son muy versátiles, puesto que cuentan con muy diferentes diseños y tamaños.

Por su parte, las jardineras de resina de polietileno son muy resistentes a temperaturas extremas, por lo que son aptas tanto para exterior como para interior. Además, están protegidas contra los rayos ultravioleta para mantener vivo su color y alargar su vida útil. Su durabilidad también se debe a que están hechas a prueba de impactos y golpes. Aunque uno de sus puntos más fuertes es su ligereza, que permitirá moverlas de forma más fácil. Asimismo, destacan por ser 100% reciclables.

Las jardineras de plástico y resina son muy fáciles de mantener, puesto que para limpiarlos bastará con un poco de agua y jabón, lo que evitará la acumulación de tierra y bacterias.

Jardineras de barro y cerámica

Las jardineras de barro y cerámica son una opción muy tradicional que no pasa de moda, ya que su atractivo estético se debe, sobre todo, a su acabado rústico. El barro destaca por su porosidad, lo que ofrece alta transpiración a las raíces de las plantas y ayuda a regular la humedad del sustrato, evitando la acumulación de agua. Por ello mismo, además, estas jardineras tienen una buena estabilidad térmica, algo muy positivo, puesto que el sustrato fresco de temperatura constante es beneficioso para el crecimiento de las plantas y previene la proliferación de bacterias y hongos. Son perfectas para plantas cactus y suculentas, que necesitan una tierra seca.

Jardineras de madera

Las jardineras de madera pueden ubicarse en el exterior, ya que cuentan con un tratamiento en autoclave clase 3 para madera situada a la intemperie. Es importante que este tipo de jardineras lleve una protección en su interior, como puede ser el geotextil, para que la madera no entre en contacto directo con la humedad de la tierra. Este es el material ideal para un espacio que estilo decorativo que busque toques naturales.

Jardineras de fibra de vidrio

Las jardineras de fibra de vidrio son aptas para interior y exterior, ya que resisten a los rayos ultravioleta y están pensadas para soportar todo tipo de condiciones climáticas, hasta las temperaturas más extremas, incluyendo las heladas. Algunos de los materiales de los que se componen son: el betonstone, que lleva cemento, fibra de vidrio y arena en polvo; o el fiberstone, compuesto por polirresinas, fibra de vidrio y piedra en polvo. Y, aunque suene a material pesado, son muy ligeras. Para limpiarlas, será suficiente con mezclar un poco de jabón neutro y agua en un recipiente y frotar la solución sobre la maceta con una esponja suave.

Jardineras de piedra y gres

Las jardineras de piedra y gres destacan por su durabilidad, ya que están hechas de materiales resistentes al desgaste diario y que, por tanto, pueden durar muchos años. Además, soportan lluvia, sol, viento y nieve. Su carácter robusto, de mucho grosor, densidad y firmeza, les permite soportar golpes sin resultar dañadas. Pueden encajar en un diseño con estética natural y rústica.

Jardineras de metal

En Fronda disponemos de jardineras de metal fabricadas en acero galvanizado en caliente, un proceso que garantiza su alta resistencia a la corrosión y una larga durabilidad en exteriores.

¿Cómo elegir la jardinera adecuada?

Elegir la jardinera adecuada es importante para garantizar que tus plantas tengan un ambiente de crecimiento saludable y óptimo. Como ya sabemos que te estamos ofreciendo muchas opciones de materiales, vamos a facilitarte la elección de tu jardinera con algunos consejos sobre otros factores a tener en cuenta:

  • Es importante tener en cuenta el tamaño de la jardinera para que las plantas se desarrollen con suficiente espacio, ya que algunas necesitarán más profundidad de sustrato que otras.
  • También habrá que valorar la ubicación de la jardinera. Si la vas a poner en interior, será preferible que sea de un material más ligero, sobre todo, por la facilidad de movimiento. Si la vas a poner en exterior, en un lugar fijo, podrás elegir cualquier tipo de material en función de la estética que desees. Lo mejor será que tengan algún tipo de protección para la intemperie y resistencia a los rayos ultravioleta, porque si no perderán color.
  • Es imprescindible que tengan agujeros para drenaje para permitir que el agua salga y, de esta forma, las raíces de la planta no se pudran. También es recomendable utilizar platos, que recojan el agua sobrante.
  • Habrá que elegir un material u otro en función del clima del lugar en el que se vayan a situar. Si el clima es seco, deberás buscar jardineras que no retengan demasiada humedad y que permitan que las raíces de las plantas transpiren (barro, terracota, metal...). Si, por el contrario, el clima es húmedo, tendrás que optar por materiales como el plástico, que no se oxida ni se corroe. En estos casos, la piedra y el metal también pueden ser una buena opción.

¿Cómo cuidar tus plantas en jardineras?

Aunque lo normal, cuando paseamos por la calle o cualquier jardín, es ver que las plantas, flores, arbustos y árboles están plantados en suelo, también pueden crecer saludables en una jardinera. Aquí te proporcionamos las claves necesarias para que puedas darles la mejor vida:

  • Asegúrate de escoger la maceta adecuada, es decir, que sea lo suficientemente grande para el o los ejemplares que quieras plantar. Además, busca una que tenga agujeros que permitan que el exceso de agua drene. En caso de que no los tengan, coloca una base de arlita o piedras en el inferior de la jardinera para proporcionar un buen drenaje.
  • Usa un sustrato de calidad que tenga buena retención de agua y aireación. Además, puedes mezclarlo con humus de lombriz para hacerlo más nutritivo.
  • Proporciona un riego regular, pero no excesivo para no encharcar la tierra. Aunque veas que está seca, siempre puedes comprobar si está húmeda metiendo los dedos un par de centímetros en el sustrato.
  • Ten en cuenta que las plantas necesitan una cantidad adecuada de luz. Investiga bien sobre las necesidades de tus plantas para ver si son de sol directo o de sombra parcial y así sabrás dónde colocarlas.
  • Aunque el sustrato tenga nutrientes, será muy importante abonar las plantas para proporcionarles un alimento o sustento adicional que les permita mantenerse fuertes.
  • Si la especie que estés cultivando lo requiere, deberás realizar podas para mantener su forma y estimular su crecimiento, manteniéndola saludable.
  • En caso de climas extremos, protege tus plantas de la lluvia o el viento. Puedes utilizar mallas o velos.
  • Si tienes un hueco libre, revisa tus plantas, ya que así podrás observar si tienen algún signo de enfermedad. Cuanto antes se detecte una plaga, más rápido se podrá controlar.

Ideas de decoración con jardineras

Todas las ideas que te pueda ofrecer dependerán mucho del espacio que tengas disponible, así que escoge la opción que mejor te convenga:

  • Puedes crear un efecto cascada con plantas colgantes, situando jardineras a diferentes alturas en una pared. Es una propuesta ideal para un patio, una terraza o un balcón.
  • Hacer una jardinera en escalera es la idea perfecta para una esquina. Puedes combinar diferentes tamaños y colores para crear la composición que más te guste y mejor te cuadre.
  • Será muy sencillo decorar una ventana con jardineras pequeñas. De esta forma, decorarás tanto el interior como el exterior, además de proporcionar la luz solar necesaria a tus plantas, que darán un toque natural a tu estancia.
  • Opta por las jardineras altas si lo que buscas es decorar una entrada a una casa o a un negocio. Dará impresión y sensación acogedora y cálida a los visitantes.
  • Las jardineras con iluminación aportarán elegancia y, por la noche, serán el elemento estrella de tu jardín, ya que aportarán un ambiente moderno y agradable.
  • Las jardineras, debido a su longitud, son perfectas para separación de espacios, tanto lineales como de esquina. Es una opción perfecta para jardines grandes, hoteles o restaurantes.
  • Si buscas una fragancia agradable, las jardineras son el recipiente perfecto para cultivar plantas aromáticas como la albahaca, el orégano o la lavanda.