Sillas y bancos de jardín

Con respaldo o sin él, de madera o aluminio, plegables o fácilmente apilables... En fronda encontrarás las mejores sillas y bancos que puedas imaginar, y que quedarán ideales en tu jardín. Además, podrás combinarlos perfectamente con otros muebles de jardín como mesas o jardineras.

Has visto 12 productos de 12

Cargando productos

También te puede interesar:

Tipos de sillas de jardín

Las sillas de jardín nos ofrecen un descanso cómodo para disfrutar en nuestro espacio exterior con amigos y la familia. La variedad existente de estas sillas nos permite escoger el estilo y la decoración perfectamente compatible con nuestras preferencias.

Sillas de jardín de hierro

Las sillas de jardín de hierro ofrecen cierta elegancia en sus acabados, sobre todo en forja. Son perfectas en muchas terrazas y jardines con cierto aire clásico.

También son de las más resistentes contra el paso del tiempo y agentes externos como la lluvia, el polvo o la exposición solar.

Sillas de jardín metálicas

Las sillas de jardín metálicas también son muy heterogéneas. Con ellas es posible escoger tanto diseños clásicos como modernos, siempre con la ventaja de que son en la mayoría de los casos más económicas. Además también son muy resistentes.

Gracias a la diversidad de sillas de jardín metálicas, es posible encontrar aquellas que nos ofrezcan un estilo decorativo acorde a nuestros gustos.

Sillas de jardín de madera

Las sillas de jardín de madera ofrecen una alternativa diferente. El característico estilo decorativo de la madera aporta cierta conexión con la naturaleza, con toda la comodidad que queremos mientras descansamos en nuestro espacio personal.

Además, estas sillas pueden ser algo más espaciosas en base al diseño que se haya utilizado para su acabado. Por este motivo, puede contar con cómodos cojines, que mejoren el confort con este mobiliario.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que las sillas de madera también pueden ser más sensibles al estar en el exterior. Por ese motivo es recomendable dedicar un cuidado adecuado.

Sillas de terraza

La diferenciación entre sillas de jardín y sillas de terraza no tiene por qué darse, salvo que tengamos que escoger para una terraza pequeña sillas plegables.

En este caso conseguimos un asiento bastante cómodo, con cierto estilo decorativo según el modelo que escojamos y, sobre todo, a un precio más atractivo y sin ocupar apenas espacio, dado que podemos plegarlas y guardarlas de forma muy práctica.

Limpieza y cuidado

Las sillas de jardín, como también sucede con los sillones o incluso otros objetos de mobiliario de exterior, requieren de una limpieza y cuidado especiales porque se encuentran al aire libre durante mucho tiempo.

Puede afectarles la lluvia, el Sol o incluso el polvo que haya en el ambiente.

Para una limpieza y cuidado de estas sillas adecuadas, debemos obviamente tener en cuenta el tipo de material con el que están fabricados.

Las sillas de plástico, por ejemplo, tendrán un diseño menos impactante visualmente, pero son muy fáciles de limpiar con una combinación práctica de jabón y agua.

Si, en cambio, disponemos de sillas de hierro o metálicas, tendremos que tener cuidado de no utilizar materiales abrasivos y optar por un jabón neutro, así como secarlos cuidadosamente.

Las sillas y sillones de madera requieren aún más cuidado. Podemos mantener su limpieza con un poco de agua y detergente, pero para una mayor durabilidad con el paso del tiempo, es recomendable el uso de materiales de protección en capas de laca y barniz, que mantendrán su brillo como el primer día, además de ofrecerles mayor resistencia a estos factores externos.

Bancos de jardín

Los bancos de jardín son elementos de descanso, donde podemos sentarnos junto a otras personas, la pareja, familiares y amigos, para disfrutar de la conversación en una tarde de verano o admirar el cielo nocturno plagado de estrellas.

Este mobiliario es una opción económica, funcional y muy atractiva, con la que mejorar la decoración del jardín, a la vez que nos aporta un espacio único de descanso, un rincón de relax en el entorno de nuestro hogar.

Modelos de bancos de jardín

Estos bancos pueden ser de muchos modelos. Los más característicos son los de madera, gracias al atractivo que este material ofrece en cualquier lugar donde se utilice. No obstante, también los hay metálicos o de hierro, que pueden contar con una decoración muy adecuada al estilo que tengamos.

Los bancos pueden contar con reposabrazos y respaldo trasero, con lo que ofrecen una mayor comodidad o, también, pueden tener un simple asiento estable en el que sentarse para conversar o comer junto a otras persona.

Otra diferencia entre estos muebles es la madera utilizada. En Fronda encontrarás desde ratán natural hasta madera de teca reciclada, siempre con el certificado FSC, que garantiza su obtención de una forma sostenible.

Una parte que es importante en un banco es la relativa a las patas que ofrece. Estas deben garantizar máxima resistencia, estabilidad y fijación del resto del mueble. Por ese motivo, hay ocasiones en las que si bien la madera está utilizada para el resto de la superficie, las patas atornilladas son de metal, con lo que se ofrece mayores garantías.

También hay tipologías especiales, como las patas de mecedoras, que hacen de este descanso algo tan original como entretenido.

Por último, hay que distinguir entre bancos y sofás para jardín en que, en la mayoría de los casos, los primeros carecen de cojines, mientras que en lo que respecta a los segundos, es un elemento prácticamente imprescindible en todos los modelos.