Bonsáis de interior

El bonsái de interior se diferencia del de exterior porque ni el hábitat ni el ciclo vegetal son iguales. Este es un árbol tropical o subtropical que no puede sobrevivir en nuestras latitudes al exterior, no necesita reposo invernal, y es perfecto para decorar.

Has visto 3 productos de 3

También te puede interesar:

Bonsáis de interior

Cuidados básicos de tu bonsái de interior

Si vas a tener tu bonsái dentro de casa, recuerda que la vida y crecimiento de las plantas sólo es posible gracias a la acción de la luz. Te aconsejamos ubicar tu bonsái muy cerca de una ventana (sin cortinas), en una habitación bien ventilada y sin calefacción ni otras fuentes de calor directas. Intenta regarlo frecuentemente, considerando que un exceso de agua en sus raíces puede traer problemas de hongos patógenos, de modo que, espera a que su sustrato esté ligeramente seco antes de volver a regar.

5 especies de bonsái de interior en nuestro clima

  • Ficus: es un bonsái que tolera bien la baja humedad y es muy resistente por lo que es una buena opción si te estás iniciando en este arte milenario.
  • Carmona: suele adaptarse bien a interiores, su riego debe ser moderado, pero el bonsái debe estar siempre húmedo.
  • Cuphea: destaca por la belleza de sus pequeñas flores moradas. Debes regarlo abundantemente en verano y moderadamente en invierno.
  • Eugenia: te cautivará el color rojizo de sus hojas perenne en brotación. Modera su riego en las estaciones más frías.
  • Gardenia: un bonsái con preciosas flores blancas y follaje persistente. Requiere un riego moderado que ha de intensificarse justo antes de su floración.

Otros bonsáis de interior pueden ser: Ligustrum, Murraya, Opericularia, Portulacaria, Sageretia, Serissa, Ulmus, Zelkova. Descubre todos los bonsáis de interior que tenemos en Fronda y decora tu hogar con estas encantadoras plantas.