Sillones y sofás de jardín

Los sofás y sillones deben escogerse siempre en función del uso que les vayamos a dar, ya que algunos son más utilizados con simple uso decorativo y otros tienen una función más importante, la de descansar sobre ellos de una forma cómoda y segura. ¡Descubre todos nuestros modelos!

Has visto 7 productos de 7

Cargando productos

También te puede interesar:

Los bancos de jardín son elementos de descanso, donde podemos sentarnos junto a otras personas, la pareja, familiares y amigos, para disfrutar de la conversación en una tarde de verano o admirar el cielo nocturno plagado de estrellas.

Este mobiliario es una opción económica, funcional y muy atractiva, con la que mejorar la decoración del jardín, a la vez que nos aporta un espacio único de descanso, un rincón de relax en el entorno de nuestro hogar.

Modelos de bancos de jardín

Estos bancos pueden ser de muchos modelos. Los más característicos son los de madera, gracias al atractivo que este material ofrece en cualquier lugar donde se utilice. No obstante, también los hay metálicos o de hierro, que pueden contar con una decoración muy adecuada al estilo que tengamos.

Los bancos pueden contar con reposabrazos y respaldo trasero, con lo que ofrecen una mayor comodidad o, también, pueden tener un simple asiento estable en el que sentarse para conversar o comer junto a otras persona.

Otra diferencia entre estos muebles es la madera utilizada. En Fronda encontrarás desde ratán natural hasta madera de teca reciclada, siempre con el certificado FSC, que garantiza su obtención de una forma sostenible.

Una parte que es importante en un banco es la relativa a las patas que ofrece. Estas deben garantizar máxima resistencia, estabilidad y fijación del resto del mueble. Por ese motivo, hay ocasiones en las que si bien la madera está utilizada para el resto de la superficie, las patas atornilladas son de metal, con lo que se ofrece mayores garantías.

También hay tipologías especiales, como las patas de mecedoras, que hacen de este descanso algo tan original como entretenido.

Por último, hay que distinguir entre bancos y sofás para jardín en que, en la mayoría de los casos, los primeros carecen de cojines, mientras que en lo que respecta a los segundos, es un elemento prácticamente imprescindible en todos los modelos.

Sofá para jardín

Este mueble parece por naturaleza pensado para estar en un salón del hogar. Sin embargo, hay sofás para jardín que pueden ofrecer un aspecto exótico a este espacio, al mismo tiempo que prometen un descanso y relax sin comparación.

Sofás para jardín baratos

Podrás comprobar en el catálogo de fronda que hay un amplio catálogo de modelos. La diferencia en este caso viene también dada por los materiales utilizados, siendo la madera uno de los preferidos por los excelentes acabados que ofrece.

Sin embargo, hay muchos más factores variables si queremos encontrar sofás para jardín baratos e igualmente cómodos y atractivos.

Uno de estos factores es el espacio. Hay modelos para dos plazas, para tres o incluso más grandes. En este ámbito, el tamaño que ocupe la pieza influirá directamente en el precio final.

En ellos es especialmente importante, porque además de la anchura para más personas, también pueden variar en fondo, ya que el descanso pensado con estos muebles de exterior es mucho mayor que con otras opciones.

Dormir en uno de estos sofás, incluso en pareja si ofrece espacio suficiente, disfrutando en ese momento al aire libre, es una sensación difícil de mejorar con cualquier otro elemento presente en nuestro jardín.

No hay que dejar de analizar tampoco el material con el que cojines, respaldos y otros accesorios, que mejoran el descanso, están fabricados. Al ser muebles de exterior, suelen caracterizarse por una gran resistencia, sin que por ello implique que se haya descuidado lo más mínimo su carácter decorativo.