Orquídeas de interior

Las Orquídeas u Orchidaceae son reconocidas por sus flores de simetría bilateral. Se encuentran en casi todo el mundo, y no pasan en absoluto desapercibidas. Una muy buena elección que dará luz y brillará por sí sola en cualquier rincón de tu hogar.

Has visto 17 productos de 17

También te puede interesar:

Tipos de orquídeas

Existen dos grupos bien diferenciados en función de sus necesidades básicas de cultivo:

Orquídeas de climas tropicales y cálidos

Algunos de los géneros que podemos encontrar en estas temperaturas son: Phalaenopsis, Cymbidium, algunos Dendrobium, Cattleya o Vanda, entre muchas otras. Todos ellos necesitan temperaturas constantes durante todo el año, aunque los descensos térmicos por la noche les pueden ayudar a estimular su floración.

Orquídeas de climas templados y fríos

Los géneros de orquídeas que menos se quejan del frío se suelen ubicar en zonas montañosas y con periodos estacionales marcados. Algunas de ellas son de hoja caduca, que se cae en el periodo de reposo invernal. Podemos destacar, entre otras: la Brassia, algunos Dendrobium, la Cambria, la Zygopetalum o la Oncidium.

Algunas curiosidades sobre las orquídeas

  • Si reciben los cuidados adecuados, la floración de las orquídeas puede prolongarse hasta 3 meses. Suele empezar a final del invierno o, como en la mayoría de las plantas, a comienzos de primavera. Cuando se cae la flor, es preferible observar las varas de la orquídea por si surgen nuevos brotes. Una vez que hayas visto como evoluciona, puedes cambiarle el sustrato; de hecho, sería el mejor momento para hacerlo porque es cuando está en reposo y menos estrés sufre. Si las varas comienzan a secarse, se pueden cortar a ras de las hojas.
  • Una orquídea puede llegar a tener "hijos", más conocidos como keikis. Se trata de una pequeña plantita que se liga a la principal, forma pequeñas hojas que crecen en las varas y produce raíces aéreas. Para separar el keiki, se puede cortar la vara floral unos 3 centímetros por debajo del nudo y unos 3 centímetros por encima. Después, se deberá plantar en una maceta aparte para que crezca igual que la "madre".
  • Algunas orquídeas, las denominadas epifitas, escogen como soporte para crecer cualquier otro vegetal, como puede ser el tronco de un árbol. Por tanto, se pueden cultivar sin tierra, ya que obtienen los nutrientes directamente de la humedad ambiental con la ayuda de unos hongos radiculares, micorrizas, con los que viven simbióticamente. Se suelen vender en jarrones de cristal o en cestos colgantes, manteniendo sus raíces al aire. Para reglarlas, en vez de sumergirlas en agua, habrá que pulverizarlas más a menudo.
  • Aunque la orquídea no sea una planta que se caracteriza por emitir aroma, como es el caso de los lilium, hay que destacar que el Dendrobium sí tiene una ligera fragancia.

Abonos y sustratos para las orquídeas

Lo ideal es usar un sustrato específico para orquídeas que suele estar compuesto, en su mayoría, por materia seca y gruesa como corteza de pino, arlita (bolas de arcilla expandida) o chips de fibra de coco. Estos elementos mejoran la filtración del agua, asegurando el drenaje y evitando el encharcamiento, lo que facilita la aireación de las raíces para que la planta pueda realizar la fotosíntesis correctamente.

En cuanto al abono, lo mejor es aplicarlo unas 2-3 veces al año con un fertilizante para orquídeas o plantas con flor, que incentivará su floración y permitirá que se desarrolle equilibradamente.

Puedes escoger entre varios tipos de abono:

  • El líquido, que es de liberación rápida, se disuelve en el agua con el que se vaya a regar.
  • También existe la opción por goteo, en cuyo caso se abre el vial, que suele ser una botella monodosis, y se introduce la ampolla en el sustrato, a una distancia de 5-6 cm del tallo de la planta.
  • El sólido, en forma de clavos, que se libera más lentamente, se pincha en el sustrato en un lado de la maceta justo después del riego.

Macetas para orquídeas

Al comprar una orquídea, habrás podido comprobar, que la mayoría vienen en una maceta de plástico transparente, lo que le facilita una mejor absorción de la luz y nos permite vigilar sus raíces. Por ello mismo, lo más conveniente es que continúe en un recipiente con esa característica.

No te preocupes si no quieres que se vea el plástico. Siempre puedes mimar a tu planta comprándole un cubremacetas decorativo de cristal, metacrilato u otro material, que le seguiría aportando esa luz tan necesaria. Si prefieras darle algo más de alegría a la estancia donde se encuentre la orquídea, puedes elegir un cubremacetas colorido, que suele ser de barro, pero ¡recuerda! Tendrás que sacarla a menudo para fijarte en cómo están sus raíces.

También es importante que la maceta que elijas tenga agujeros que permitan el drenaje, además de una parte cóncava en el inferior para elevar la orquídea y dejar un hueco donde se queda el agua sobrante del riego para así evitar el encharcamiento.

Preguntas de los usuarios:

¿Qué debo tener en cuenta para comprar una orquídea?

Lo principal a tener en cuenta para escoger una orquídea de entre todas las disponibles es tu gusto personal. Escoge aquella que por colorido y forma mejor se adapte a ti. Asegúrate, además, de que la variedad por la que te decidas esté cómoda en tu hogar, es decir, que tenga la luz y el ambiente adecuados.

¿Qué significa que te regalen una orquídea?

La orquídea es, sin duda, la planta de interior con flor que más se escoge a la hora de regalar, sobre todo, porque es la más elegante de todas. Además, su amplia variedad de colores y formas permite adaptarse a todos los gustos.

Si recibes una orquídea, la persona que te la regala está expresando unos sentimientos tan bellos como la misma planta. Puede transmitir amor romántico por una pareja, amor inocente de familiares o el afecto y el cariño de un amigo.

¿Dónde es el mejor lugar para poner una orquídea?

Las orquídeas agradecen los espacios luminosos, pero no se llevan bien con los rayos del sol si le dan directamente. También piden un ambiente con cierto grado de humedad, ya que su hábitat natural son las zonas tropicales y subtropicales. Al contrario que nosotros, prefieren huir del aire acondicionado en verano y alejarse de la calefacción en invierno, puesto que no les gusta ningún clima extremo. Por eso, se encuentran más a gusto cuando la temperatura no baja de los 10º y no sube de los 25º.

¿Cuál es la orquídea más fácil de cuidar?

Ninguna de las orquídeas es una planta que puedas olvidar que tienes en casa, porque todas necesitan mucho mimo para ofrecer su mejor imagen, pero la orquídea más apta para principiantes es la Phalaenopsis. Es la más popular y por eso, además, es muy fácil de encontrar. Deberás intentar que tenga suficiente luz ambiental, pero que no reciba los rayos del sol de forma directa. Procura también no mantenerla en estancias con temperaturas muy bajas o demasiado altas, puesto que prefiere los climas templados. Ten en cuenta que le gusta lucir siempre raíces verdes, así que vigílalas para regar en cuanto estén tristes, que será cuando tengan color gris.

¿Cuál es la orquídea más bonita del mundo?

Dicen que para gustos, los colores. Por eso es muy difícil elegir una sola orquídea y darle el privilegio de ser la más bonita del mundo, porque todas las variedades de esta planta tienen una belleza especial que las hace ser únicas. Aquí te ofrecemos nuestra selección:

  1. La orquídea Paphiopedilum rothschildianum es diferente a otras porque tiene varios sépalos mucho más estrechos que los de las variedades más habituales como la Phalaenopsis. Además, casi nunca es de un solo color, sino que combina varios con diferentes formas geométricas como las líneas o los puntos.
  2. La orquídea Grulla Pecteilis es muy curiosa porque, si se mira desde la posición adecuada, se asemeja a una paloma en pleno vuelo debido a su color blanco y a sus pétalos con flecos.
  3. La orquídea Cymbidium combina el colorido de sus flores con el verde de sus numerosas hojas, lo que aporta un ambiente tropical selvático.

¿Dónde colocar las orquídeas para que florezcan?

Es preferible que sitúes la orquídea al lado de una ventana, pero asegurándote, sobre todo en verano, de que tenga luz tamizada y no directa, es decir, que esté filtrada por una cortina o un estor. En invierno sí puedes dejar que le dé el sol, pero ¡cuidado! Permítelo, como mucho, solo un par de horas por las mañanas, no vaya a ser que se le queme la flor. Así, ayudarás a su floración en las épocas de más frío.

¿Cuáles son las mejores orquídeas?

Cuando oímos la palabra orquídea, casi todos pensamos en el género Phalaenopsis, que es el más popular, pero hay muchos más. Lo que hace especiales a las orquídeas es que todas son muy elegantes. Por eso, es muy complicado hacer una lista de las mejores, pero lo vamos a intentar:

  1. La orquídea Epidendrum cuchumatanense se caracteriza por tener muchas flores pequeñas y estrechas. A pesar de poseer una belleza singular, por el número de flores se puede llegar a parecer al diente de leon o allium, aunque las hojas de este suelen ser de un tamaño bastante menor. También se asemeja a la campánula por la forma de sus hojas.
  2. La orquídea Myrmecophila brysiana es extraña y espectacular por los rizos de sus pétalos. En realidad, todo el género es muy curioso. Otra variedad muy bonita es la tibicinis.
  3. La orquídea Singolo, que pertenece al género de la Phalaenopsis, es muy exclusiva porque es la primera en poseer una única flor, que puede alcanzar hasta 14 cm de diámetro.

¿Cuánto tiempo dura una orquídea en maceta?

La orquídea puede quedarse en la maceta en la que viene cuando la compras hasta dos años. No te preocupes si las raíces sobresalen, es lo normal en este tipo de plantas, pero ¡estate pendiente! Si se desbordan es porque están pidiéndote más espacio. También es conveniente observar el sustrato; si este se compacta y no drena, es momento de cambiarlo. Recuerda que si trasplantas la orquídea, debes elegir siempre una maceta de mayor tamaño que la actual.

¿Cómo cuidar las orquídeas dentro de casa?

Además de ofrecerle la mejor ubicación, un buen ambiente y el riego correcto, la orquídea necesitará que le aportes los nutrientes necesarios para desarrollarse con facilidad y florecer.

¿Cuál es la orquídea más rara?

Actualmente, existen más de 25.000 especies de orquídeas diferentes en el mundo y seguro que todavía nos quedan muchas más por conocer. Ya has podido descubrir algunas de las más habituales, pero ¿cuál es la orquídea más rara? Esta es una pregunta con muchas respuestas posibles; por ello, aquí vamos a hacer una pequeña selección de las más curiosas:

  1. La orquídea mosca o Ophrys insectifera y la Orquídea abeja o Ophrys apifera se denominan así porque la columna central de sus flores tiene una forma que se asemeja a estos insectos.
  2. La orquídea fantasma euroasiática o Epipogium aphyllum es llamada así porque normalmente vive bajo tierra. De hecho, cuando florece, solo brota un único tallo.
  3. La orquídea fantasma americana o Polyrrhiza lindenii tiene dicho nombre porque, al contrario que las anteriores, no crece sobre un tallo, sino que extiende sus raíces sobre los troncos de los árboles a más de un metro de altura. Sus pétalos blancos, mucho más estrechos que los de las orquídeas conocidas, cuelgan de un pequeño tallo, creando la ilusión óptica de estar flotando en el aire.

¿Cuántas veces hay que regar una orquídea?

La frecuencia de riego de cada planta varía mucho en función del lugar donde se encuentre situada y de la temperatura que tenga dicho espacio. Lo más importante que tienes que saber sobre las orquídeas es que deben tener riego por inmersión. Normalmente, lo tendrás que hacer cada 10 días aproximadamente, pero ¡tranquil@! La orquídea te avisará: cuando las raíces de tu planta pasen de su verde habitual al gris pálido, sumérgela en agua durante unos 10-15 minutos. Después, asegúrate de retirar el agua sobrante para no encharcar el sustrato, ya que, por el contrario, se podrían pudrir las raíces. También puedes pulverizar las raíces que sobresalen de la maceta para darles un poco de humedad, que no les vendrá nada mal.