Plantas de hoja verde

El concepto de planta de hoja verde se utiliza para diferenciarla de la planta con flor. Un acierto siempre porque, a pesar de que existan plantas con flores muy vistosas, el verde resalta y es capaz de cautivar a cualquiera. Precisan pocos cuidados ¡y lucen preciosas!

108 Productos
Has visto 60 productos de 108

Sí, no cabe duda de que las plantas verdes son una categoría de plantas sumamente popular marcadas por tener sus propias características. Estas cuentan con un follaje de gran valor ornamental, y sus hojas poseen un intenso colorido en el que el verde es el gran protagonista. Y lo cierto es que, al menos por norma general y salvo algunas excepciones, estas no suelen ser difíciles de mantener ni cultivar, pero cuidado, porque la mayoría de las plantas de hoja verde de interior proceden de regiones tropicales por lo que estas cuentan con unas exigencias muy concretas, especialmente de luz y temperatura.

Tipos de plantas de hoja verde

Muchas veces queremos dar a nuestro hogar un toque natural ayudándonos de la compañía de algunas plantas, y aunque las plantas con flores vistosas o de colores llamativos son bastante populares, en muchas ocasiones funciona mejor el color verde...

Plantas de hojas verdes de interior

  • Planta del dinero
  • Aloe Vera
  • Tronco de Brasil
  • Poto
  • Monstera
  • Esparraguera

Plantas de hojas verdes de exterior

  • Agapanto
  • Thuja
  • Ciprés
  • Cica
  • Palmito
  • Yucca

Plantas de hojas verdes con flores

  • Anthurium
  • Espatifilo
  • Rosal
  • Aechmea
  • Bromelia
  • Medinilla magnífica

Plantas de hojas verdes sin flores

  • Alocasia
  • Aspidistra
  • Calathea
  • Chamaedorea
  • Crotón
  • Dieffenbachia

Cómo se cuidan las plantas de hoja verde

El cuidado más básico es saber cuándo hay que regar no por lo que diga el calendario, sino usando el tacto. En la mayoría de casos, las plantas de interior no sobreviven por el exceso de agua que estas reciben.

  • Asegúrate de que reciben la luz necesaria: ¡No te cortes! Es uno de los cuidados fundamentales de este tipo de plantas. Si no reciben la cantidad de luz que necesitan, no tardarán en hacérnoslo saber cambiando la coloración de sus hojas. Por ello, es importante atender a las necesidades de luz de cada especie. Por norma general, recuerda que necesitan buena luminosidad, aunque tamizada habitualmente.
  • Riego: fundamental y delicado. La mayor parte es exigente en lo que respecta al riego. La gran mayoría no tolera la sequía, pues son plantas tropicales y, por tanto, necesitan un riego regular aunque siempre moderado.
  • Humedad ambiental: para evitar daños en las plantas verdes, un aumento de temperatura siempre debe estar ligado con un incremento de la humedad ambiental. Para aumentar la humedad habrá que nebulizar las hojas con agua y colocar las macetas sobre una capa de grava húmeda.
  • Temperatura estable: lo ideal será ubicarlas en ambientes con temperaturas que oscilen entre los 18 y los 24 grados aproximadamente, y resulta crucial evitar los saltos térmicos. Si se expone a estas plantas a corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura, es probable que se dañen sus hojas.
  • Abono adecuado: otra de las características de las plantas verdes es que demandan unos nutrientes específicos para mantener su coloración. Algo que debemos tener siempre en cuenta, no solo utilizando un sustrato adecuado sino también con un buen fertilizante.
  • Trasplante regular: salvo excepciones, las plantas verdes han de trasplantarse una vez al año a comienzos del periodo vegetativo. Por un lado, se ha de elegir entre los distintos tipos de macetas la ideal para nuestra planta según sus necesidades de humedad, y por otro, que el nuevo recipiente sea siempre ligeramente superior a la maceta original.

Abono para las plantas de hoja verde

La familia de plantas verdes es una de las más amplias que existen y que utilizamos con frecuencia para decoración, tanto de interiores como de exteriores, y abonarlas es todo un arte porque de eso dependerá que estén en buen estado, con hojas verdes y brillantes. Los abonos para plantas de hoja verde podemos encontrarlos en versión líquida o sólida, para poder elegir el más conveniente según las características de la planta. Recuerda que estas tienen un desgaste mayor de energía durante su fase de crecimiento y al despertarse del letargo invernal. Para seleccionar el mejor abono debes tomar muy en cuenta el tipo de planta, el lugar donde la tienes y las condiciones del sustrato. Por norma general, se suele recomendar el abono líquido para las de interior y el abono sólido para las de exterior.

Además, es fundamental saber, a la hora de elegir el abono más adecuado para las plantas de hoja verde, el principal nutriente que estas necesitan. Sin duda, el nitrógeno (N) es básico, porque es el que se enfoca directamente en el crecimiento del follaje de estas. El potasio (K) y el fósforo (P) también son indispensables como macronutrientes, pero en menor cantidad que el nitrógeno, debido principalmente a que las plantas verdes no tienen el desgaste de producir flores y frutos como ocurre con otros tipos de plantas.

Preguntas de los usuarios:

¿Qué plantas verdes son de sol?

  • Bambú: una planta alta perfecta para crear sensación de jardín. Necesita un sitio bien iluminado, pero no a pleno sol.
  • Aenium: esta planta debe estar en una zona con mucha luz, a poder ser, bajo los rayos del sol.
  • Echeveria: una planta muy exigente en cuanto a luminosidad se refiere. La mayoría de variedades de este género vegetan mejor entre 5 y 30 °C y no suelen aguantar las heladas.
  • Yuca: este arbusto perenne que se caracteriza por su tronco leñoso. Puede ser una planta de interior o de exterior, pero es muy exigente en cuanto a luz, de hecho, cuanta más luz tenga, mejor crecerá. Además, agradecerá recibir sol directo durante unas horas.

¿Qué se debe agregar a las plantas para que se pongan verdes?

Todas las plantas necesitan nitrógeno, fósforo y potasio para crecer y estar sanas. Por lo tanto, es conveniente que abones regularmente tus plantas de interior. Pero si lo que deseas es que se pongan verdes has de seguir una serie de tips... ¡Presta atención!

  • Asegúrate de que no les falta luz. Todas las plantas necesitan luz solar para que poder estar sanas. Sin embargo, algunas necesitan que les dé de forma directa y otras prefieren estar algo protegidas. Eso sí, en una zona luminosa, pero sin sol directo crecerán siempre bien.
  • Vigila el clima. No solemos pensar mucho en ello, pues cuando vamos a un vivero lo más habitual es que nos quedemos con la belleza de las plantas que tienen en él. Sin embargo, no hay que olvidar nunca que su salud va a depender en gran medida del clima. Lo ideal será escoger plantas que sepamos de antemano que vayan a estar bien, es decir, las que tengan en la intemperie.
  • Retira las partes más secas. Es normal que las hojas se vayan secando y las flores marchitando, pues es parte de la vida de las plantas, pero cuando se cultivan es muy importante ir cortándoles todas las partes secas, incluyendo las ramas débiles o enfermas, para que sigan viéndose verdes.
  • Dales el espacio que necesitan. Tanto si están en macetas como si se van a plantar en el jardín, se debe tener espacio suficiente para que crezcan. Resultará tan perjudicial para ellas estar una maceta pequeña como en una zona del jardín muy reducida.

¿Qué significa tener plantas verdes en casa?

Sin duda, tener plantas verdes en casa es siempre un gran acierto porque, a pesar de que existan plantas con flores muy vistosas, el verde resalta y es capaz de cautivar a cualquiera. Además, estas garantizan multitud de beneficios... ¿Los conoces todos?

  • Regulan la humedad y limpian el ambiente.
  • Son una buena terapia contra el estrés y transmiten bienestar y tranquilidad.
  • Cuidarlas ayuda a mejorar la concentración en casa.
  • Absorben los ruidos pudiéndolos reducir incluso ligeramente.
  • Tienen propiedades antisépticas y calmantes.

¿Cómo mantener las plantas verdes y sanas dentro de la casa?

  1. Escoge plantas que se adapten a tu zona. La clave para que una planta esté sana y verde reside en, precisamente, el clima. Los cuidados que reciba son también determinantes, pero no tanto como las temperaturas, el viento, o la humedad ambiental.
  2. Colócalas en el lugar adecuado. No todas las plantas pueden vivir a pleno sol ni todas lo pueden hacer en semisombra o en sombra, pero si lo que quieres es tener un jardín, un patio o un balcón bien decorado, es muy necesario saber las necesidades de luz de las plantas.
  3. Riégalas y abónalas regularmente. Para estar perfecta una planta tiene que regarse y abonarse, y aunque dependerá de la planta en cuestión, de su ubicación y de la estación del año en la que nos estemos, habrá que abonarlas durante toda la temporada de crecimiento: desde primavera hasta verano, pudiendo hacerlo también en otoño si se vive en una zona donde el clima es suave, o no se producen heladas.
  4. Cámbialas de maceta. Si quieres que estén sanas y verdes, has de asegurarte de que sus raíces tienen el espacio que necesitan, ya que de lo contrario a medida que pase el tiempo se debilitarán y acabarán muriendo.