Plantas y flores artificiales

¿Dedicas todo el tiempo que deberías a tus flores y plantas naturales? No te preocupes, en fronda descubrirás lo fácil que es tener la casa decorada con flores y plantas artificiales y de calidad. Además, son fáciles de mantener y tu mascota podrá convivir con ellas perfectamente.

Los más vendidos

Plantas artificiales

VER MÁS

Árboles artificiales

VER MÁS

Flores artificiales

VER MÁS

Jardínes verticales artificiales

VER MÁS

Hojas artificiales

VER MÁS

Ramas y varas artificiales

VER MÁS
Envíos Gratis a partir de 49€* Entrega 1-3 días a Península y Baleares
Envoltorio para regalo gratis Con tu dedicatoria personalizada
Garantía de calidad Plantas cuidadas y embalaje protector

Ventajas de las plantas y flores artificiales

Si eres un green lover de verdad, sabrás que nada puede reemplazar la belleza y frescura de las plantas naturales, pero también sabrás que no siempre es fácil proporcionarles un correcto cuidado, ya sea por falta de conocimientos, de tiempo o porque simplemente no nos acordemos de ellas tan a menudo como deberíamos. Por eso, la solución es buscar una alternativa casi igual de atractiva, como las plantas y flores artificiales de calidad, que presentan múltiples ventajas.

  • Aportan belleza sin mantenimiento, ya que no necesitan riegos ni podas. Por ello, son la opción perfecta para aquellos que tienen poco tiempo o falta de habilidades para el cuidado de plantas. Además, no tendrás que pedirle a nadie que las cuide si pasas mucho tiempo fuera de casa o si te vas de vacaciones.
  • Son versátiles en la ubicación, ya que no tienen requisitos específicos de luz, temperatura o humedad. Tendrás total libertad para ponerlas en un rincón donde la luz natural sea escasa o donde las condiciones climatológicas no sean adecuadas para el tipo de planta viva que te guste. Podrás elegir la variedad que más te guste y el tamaño que mejor te cuadre.
  • Son aptas para personas con alergias. Son muchos los que tienen alergia al polen, que está presente en muchos árboles y plantas, por lo que las plantas y flores artificiales serían una opción segura para ellos.
  • No representan riesgos para las mascotas, al contrario de las plantas naturales que no sean pet-friendly, que pueden ser tóxicas para nuestros amigos gatunos y perrunos si las mordisquean o ingieren.
  • Perduran en el tiempo. La apariencia de la planta viva puede verse afectada con el tiempo, pero las plantas artificiales no se marchitan, manteniendo siempre su aspecto original.
  • Están disponibles fuera de temporada. Si te gusta disfrutar de algunas variedades que florecen solo en una estación, las plantas y flores artificiales te permitirán hacerlo durante todo el año.

La mejor elección para dentro y fuera del hogar

Al ser de bajo mantenimiento, versátiles, duraderas y seguras para aquellas personas con alergias o que tengan mascotas, son perfectas tanto para dentro como para fuera del hogar. Además, son una opción que prefieren muchas empresas para eventos temporales o celebraciones concretas.

  • Para casa. Podrás utilizar las plantas y flores artificiales para decorar cualquier rincón de tu hogar, ya sea fuera o dentro, ya que hay muchas que son resistentes al sol. Aunque siempre será mejor que estén protegidas, pues pueden ir perdiendo ligeramente su color original.
  • Para eventos y celebraciones. Muchas empresas o, incluso, personas a nivel particular optan por las plantas y flores artificiales para decorar los espacios en los que se van a realizar diferentes eventos o celebraciones como pueden ser ferias o bodas, entre muchos otros. La organización requiere mucho tiempo y conlleva muchas preocupaciones, por lo que las plantas naturales, en este caso, pueden no ser la mejor opción si no tienes quien se encargue de sus cuidados.
  • Para espacios comerciales y hosteleros. Muchos comercios y restaurantes optan por las plantas artificiales porque quieren que su decorado se mantenga impecable en todo momento, algo que requeriría mucho más tiempo y presentaría mayores dificultades si la planta fuese natural.
  • Para decoración en exteriores. ¿Cuántas veces has querido poner una planta verde de interior en la terraza o en el jardín? Con las plantas artificiales todo es posible. Podrás decorar tus espacios exteriores con kentias, arecas, ficus o cualquier otra, siempre que te asegures de que no estén expuestas al sol de forma permanente, para que no se decoloren.

Amplia variedad: para todos los usos y gustos

Hablamos de plantas y flores artificiales en general, pero es importante destacar la gran variedad de opciones que hay disponibles.

  • Podemos encontrar todo tipo de plantas artificiales en maceta, a las que poderles poner el cubremacetas que mejor cuadre con nuestro estilo decorativo, exactamente igual que haríamos con las naturales. Existen de diferentes especies, tamaños y colores. Podemos verlas de hoja verde de interior (monstera, helecho, hiedra...), de hoja verde de exterior (cyca, papiro...), con flor (cyclamen, geranio, azalea...). Incluso, podemos encontrar árboles artificiales como, por ejemplo, un limonero.
  • Si no las queremos en maceta, tenemos la opción de comprar plantas artificiales colgantes, que se pueden usar para hacer composiciones verticales en pared y decorar cualquier rincón que pida color verde a gritos.
  • Existe la posibilidad de decorar paredes completas con varias planchas de jardín vertical artificial, que creará un ambiente selvático al espacio donde se encuentre.
  • No solo puedes decorar con plantas, sino también con flores artificiales, que normalmente se encuentran como varas o ramas. Con ellas, puedes crear tanto ramos de flores para jarrón como centros de mesa. Puedes generar las mismas composiciones que harías con las flores naturales. No tendrás el aroma del lilium junto con el eucalipto, pero en este caso durarán para siempre. Puedes encontrar cualquier variedad que busques, desde plantas aromáticas como la lavanda, flores de arbustos como la camelia y la hortensia o flores clásicas como la rosa o la gerbera.

Cuidado y limpieza de las plantas y flores artificiales

Es cierto que, como hemos dicho, las plantas artificiales aportan mucha belleza con un mantenimiento mínimo, ya que no tendremos que regarlas ni podarlas ni preocuparnos por ofrecerles la cantidad de luz que necesitan. Sin embargo, tendremos que dedicar un poco de nuestro tiempo para limpiarlas de vez en cuando, puesto que lucirán mucho más bonitas si están libres de polvo y llenas de brillo. Para ello, bastará con hacer una solución con jabón y agua, en la que humedecer un paño y frotar suavemente las hojas de las plantas. Después, sécalas bien con papel o con un paño seco.

Asegúrate de que no estén demasiado cerca de una fuente que emita demasiado calor, como puede ser la calefacción, la estufa o la chimenea, ya que algunos materiales pueden no ser aptos para ello.

Si te gustan las plantas, pero no tienes tiempo o habilidades suficientes, no lo dudes más y opta por las plantas artificiales para aportar un toque verde, creando espacios de aspecto natural.