Árboles artificiales

Adoramos lo natural, pero la calidad de nuestros árboles artificiales es magnífica por lo que seguramente no te arrepentirás escogiendo entre todos los tipos que existen, de mayor o menor tamaño, y con unas u otras características. Son más duraderos y no requieren nuestra atención.
Has visto 13 productos de 13

Cargando productos

También te puede interesar:

Tipos de macetas artificiales

La mayoría de macetas para plantas artificiales son de plástico. Esto se debe a que ofrece unos resultados visibles muy estéticos y atractivos y, además, no requiere de otros materiales para favorecer la filtración del agua, dado que la planta no va a desarrollarse ni a crecer.

Por tanto, la preocupación sobre este tipo de accesorios debe ser únicamente estética, es decir que su diseño, decoración y acabados encajen con nuestros gustos.

Los materiales que utilizamos en fronda son siempre de la mejor calidad, por lo que también tienes garantizada la durabilidad y resistencia, sobre todo en plástico, dado que es un material que aguanta mejor los golpes y caídas.

No obstante, no es el único tipo de maceta artificial disponible. Al ser plantas no naturales, las posibilidades son mucho más variadas. Por ejemplo, hay atractivos sacos que transmiten cierta vinculación con la naturaleza, algo muy recomendable al tratarse de plantas artificiales.

Otra tipología muy original de maceta para estas plantas es la de cristal, es posible aprovechar este material para incluir en su interior las plantas artificiales, con el valor adicional de poder verlas por dentro.

Hay que tener en cuenta, que estas macetas cuentan con simulaciones de sustrato artificial, ya sea más similar a la tradicional tierra o incluso piedras decorativas.

Beneficios de comprar plantas de macetas artificiales

Una ventaja es no tener que dedicar un mantenimiento tan importante con las plantas artificiales. Pese a que sí requieren cierta limpieza, sobre todo para eliminar suciedad y polvo, no necesitan un sistema de riego, ni una exposición solar constante, ni tampoco son tan frágiles ante elementos externos como insectos, plagas o incluso cambios meteorológicos.

No obstante, desde fronda sí que recomendamos evitar una exposición continua al sol, dado que el material con el que están hechas las plantas artificiales podría decolorarse o desgastarse conforme pasa el tiempo. Si esto sucede, la planta presentaría un aspecto poco realista y perdería en detallismo y estética.

También es un beneficio el hecho de poder incluir la planta en cualquier espacio del hogar. No sucede como con las plantas naturales. En la mayoría de ocasiones tenemos que destinar este tipo de decoración a los espacios exteriores, como el jardín y la terraza.

Gracias a la variedad de diseños existentes, es posible adaptar su estilo al resto de la decoración del hogar.