Plaguicidas

Proporcionar los nutrientes adecuados a tus plantas es básico, pero evitar en ellas la aparición de plagas y enfermedades mucho más, y por ello una de las mejores opciones es el uso de plaguicidas, que van a proteger los cultivos de los insectos, las malas hierbas y los hongos.

87 Productos
Has visto 60 productos de 87

Cargando productos

También te puede interesar:

Plaguicidas

¿Cómo usar abonos y fertilizantes?

Gracias a la utilización de abonos y fertilizantes, conseguirás mejorar el sustrato, proporcionar nutrientes a tus plantas y evitar la aparición de plagas y enfermedades. Consigue que tus plantas crezcan y se desarrollen correctamente en un suelo adecuado siguiendo estos consejos:

  • Elige los abonos y fertilizantes para cada tipo de planta según sus necesidades. Para ello puedes ayudarte del etiquetado donde conocerás sus componentes y dosis recomendada. Si necesitas más información revisa las fichas de cada producto o pregúntanos.
  • Define cómo aplicar tus abonos y fertilizantes según la cantidad que necesites, el tamaño del área de cultivo y el de las plantas. Existen muchos métodos: directa, al voleo, por dilución o con equipos mecánicos.
  • Recuerda regar siempre después de abonar y hazlo regularmente sobre todo cuando tus plantas se encuentren en tiempo de crecimiento y floración. Los abonos de liberación lenta pueden ser una buena idea para evitar tener que abonar continuamente.
  • Presta especial atención a la hora de trabajar con abonos y fertilizantes. Manipula los fertilizantes con cuidado según el etiquetado para proteger tu salud: evita respirar directamente utilizando mascarilla, utiliza guantes al usarlos y siempre lávate las manos al finalizar.

Cómo eliminar los insectos de tu jardín y tu hogar

Los que disfrutamos con las plantas sabemos la importancia de cuidarlas de los insectos de la forma más natural posible. Te damos algunos consejos para conseguirlo:

  • Cuida siempre tus plantas con una buena limpieza y la utilización de abonos y fertilizantes adecuados. Contribuirás a la salud de tus plantas, previniendo la aparición de plagas e insectos.
  • Evita la humedad regando adecuadamente ya que puede atraer mosquitos que, si bien, no son peligrosos para las plantas resultan incómodos para nosotros.
  • Recuerda que algunos insectos son necesarios para la biodiversidad de nuestras plantas por lo que no debes eliminarlos todos. Descubre más sobre las plagas y enfermedades que pueden sufrir tus plantas aquí.
  • Elige el producto adecuado dependiendo el tipo de insecto o plaga que quieras eliminar y en qué lugar de tu hogar se encuentren. Encuentra aquí los productos fitosanitarios o plaguicidas que mejor se ajusten a tus necesidades y disfruta de un jardín libre de plagas.

Cómo mejorar la tierra de mis plantas

La tierra es el lugar donde tienen lugar los principales procesos de crecimiento de nuestras plantas, por eso es muy importante que tenga la calidad ideal para su desarrollo.

Existen diferentes tipos de sustratos que podemos utilizar según el caso:

  • Tierra universal: para el jardín, plantar árboles, arbustos, rocallas…
  • Tierra ácida: para zonas más umbrías, azaleas, hortensias, camelias…
  • Turba rubia: para plantas de interior o terraza.
  • Turba negra: para siembras, plantas jóvenes, etc.
  • Tierra para cactus: mezclas especiales de turba rubia y tierra volcánica.
  • Tierra para orquídeas: mezcla de turba rubia con corteza de pino.
  • Tierra para bonsáis: sustrato con gran porcentaje de arcillas y limos.

Para mejorar la calidad de la tierra de tus plantas debes considerar contar con una buena:

  • aireación
  • permeabilidad
  • presencia de nutrientes

¿Sabías que las enmiendas son perfectas para mejorar la tierra? Se trata de aportes de materia orgánica que se descompone en el suelo para formar el humus. Así, la tierra podrá retener más agua, mejorar su estructura, fijar los nutrientes y desarrollar microorganismos. El humus de lombriz, por ejemplo, es uno de los más efectivos y beneficiosos para la tierra.

Recuerda que los abonos ayudan a enriquecer la tierra con los minerales que necesitan nuestras plantas para desarrollarse, por eso son tan importantes.