Arbustos de sol

La mayoría de los arbustos son bastante tolerantes al frío. Pero, habrá que distinguir entre los que podemos situar a pleno sol de los que no. Recordemos que no todos se adaptan por igual a las diferentes condiciones climáticas. Descubre con nosotros los mejores arbustos de sol.

53 Productos
Has visto 53 productos de 53

Por qué comprar un arbusto de sol

Un arbusto de sol es una elección perfecta para conseguir una decoración floral excelente. La mayoría de estas plantas presentan una gran floración, sobre todo en primavera y verano, de manera que su correcta colocación nos puede ofrecer justo el estilo decorativo que estamos buscando para nuestro hogar.

Este tipo de plantas, además, es recomendable en los climas mediterráneo y tropical, dada tanto su dependencia como resistencia a la exposición solar. Hay mucha variedad, de manera que podemos escoger aquella planta que mejor se adapte a nuestras preferencias, pero lo mejor de ello es que también hay variantes que resisten mejor climas algo más suaves y templados. De manera que podemos disfrutar de ellas en entornos climatológicos muy diversos.

El hecho de poder contar con una exposición prolongada al sol, también es una ventaja. El mantenimiento que necesitan es mucho menor y el elemento solar, que suele ser uno de los más preocupantes respecto al desarrollo y crecimiento de la planta, es en estos casos, menos influyente.

Al contrario, debe protegerse más de la lluvia y la sombra que le da, si queremos que su mantenimiento sea el más adecuado.

Como siempre, la variedad que ofrecemos en nuestro catálogo de plantas también es una ventaja existente con los arbustos de sol, ya que es posible elegir una combinación perfecta de estas plantas, para disponer de un jardín variado, vistoso y que ofrecerá al espacio de tu vivienda una imagen muy llamativa durante todo el día.

Si tenemos un jardín muy amplio, en el que no da el sol todo el día en determinadas zonas, podemos realizar una combinación de estos modelos de plantas, con arbustos de sombra, que se beneficien de la ausencia de exposición. Gracias a esta combinación conseguiremos un jardín variado, a nuestro estilo, en el que aprovecharemos todos los recursos naturales del espacio al aire libre del que disponemos.

Qué cuidados tiene un arbusto de sol

Lo más importante con respecto a este tipo de plantas es su ubicación. Pese a que pudiera malinterpretarse, no todos los arbustos de sol tienen que estar todo el día bajo la exposición solar.

Más bien al contrario. Hay que identificar las necesidades de sombra diaria que necesita cada tipo de planta, con el fin de poder escoger mejor la variedad que necesitamos en función del espacio donde vayamos a colocarla.

Si tienes dudas sobre qué tipo de plantas pueden encajar mejor en tu jardín o terraza, consulta con nuestros profesionales en Fronda, que podrán ofrecerte un asesoramiento completo y detallado, sobre los mejores modelos para tus necesidades particulares.

Respecto al riego, la mayoría de estas plantas necesita mucha agua, suelen requerir una tierra húmeda constante, algo que es un poco difícil porque están siempre bajo la influencia del sol.

Aunque depende de cada tipología, en la mayoría de ocasiones un riego de 2 a 3 veces por semana, puede garantizar un crecimiento y desarrollo óptimos. Para asegurarnos mejor de su crecimiento, es preferible colocarlas en jardineras o amplios espacios de tierra, aunque algunos modelos ofrecen una presencia imponente estando en las macetas adecuadas.

Una de sus mayores ventajas es la resistencia ante plagas e insectos. Este tipo de plantas se caracteriza por su durabilidad ante estos enemigos naturales, pero además podemos ayudarles con elementos y materiales que puedan prevenir o repeler cualquier intrusión externa.

¿Son también resistentes a las heladas?

Los arbustos son una de las mejores opciones para todas esas personas que desean tener un exterior verde, frondoso y lleno de vegetación. Además, los arbustos se suelen caracterizar por ser bastante resistentes a diferentes condiciones, por lo que no requieren muchos cuidados. Pero ¿son todas las especies resistentes a las heladas? Pues bien, lo cierto es que no, pero te dejamos un listado de todos aquellos arbustos que sí son resistentes a las heladas.

  • Abelia: este arbusto semicaducifolio de ramas arqueadas y rojizas es muy empleado en jardinería y resiste verde todo el año si está lo suficientemente bien protegido, y aunque no se lleva bien con un frío demasiado estricto, lo cierto es que soporta perfectamente las heladas medias.
  • Aligustre: este es un arbusto perenne muy resistente, de mantenimiento sencillo, y también uno de los arbustos urbanos por excelencia que crece tanto a pleno sol como a la sombra. Además, es capaz de resistir grandes heladas, resistiendo temperaturas bajo cero y estando verde todo el año. Muchas veces, hay que podarlo un poco para que vuelva a crecer verde si ha habido una helada muy fuerte, pero no suele haber problema en que luzca verde y espectacular otra vez.
  • Boina de vasco: aunque la tolerancia a las heladas de este arbusto no es extrema lo cierto es que si se echa a perder en invierno, en primavera suele volver a brotar, siempre y cuando, eso sí, el daño no haya sido irreparable.
  • Celindo: este es uno de los arbustos decorativos más bonitos para tener en el jardín. Las heladas, además, las resiste bastante bien, aunque no al nivel de un arbusto como, por ejemplo, el aligustre.
  • Cotoneaster: se trata del arbusto de todas las estaciones, pues nace y crece en todas ellas, aunque lo mejor de este es su sencillez de cuidado y su rapidez de crecimiento. Su resistencia está comprobada ante las heladas fuertes.
  • Adelfa: este arbusto perennifolio que se caracteriza por tener un follaje siempre verde durante todo el año, tolera las heladas, aunque no demasiado fuertes.