Cómo cuidar tu jardín mes a mes

Todos los que disfrutamos de tener un jardín sabemos que verlo bonito y lleno de color es un trabajo que se realiza mes a mes, durante todo el año. En cada estación nuestras plantas requieren cuidados específicos para crecer y desarrollarse adecuadamente, evitando plagas y enfermedades, soportando diversos cambios de temperatura y respetando sus tiempos de brotación particulares. Si estás empezando en la jardinería, no te preocupes. Cuidar de tu jardín es una tarea placentera y motivadora, siempre y cuando se tengan los conocimientos y herramientas necesarias. Desde Fronda hemos preparado una agenda del jardín, mes a mes, para que no se te escape nada y puedas presumir de jardín todo el año.

Enero

  • Vigila que tus plantas de interior no queden expuestas a corrientes de aire y a cambios bruscos de temperatura. Recuerda que agradecerán que se las riegue con agua tibia.
  • Planifica ahora las reformas de tu jardín: es el momento idóneo para repasar los libros de jardinería y plantas, con vistas a la adquisición de nuevos ejemplares.
  • Estudia la posibilidad de instalar un circuito de riego, un pequeño estanque o una pérgola que haga más acogedor tu rincón favorito.
  • Aprovecha este mes para realizar un abonado orgánico si no lo has hecho todavía. Protegerá y nutrirá tu césped hasta la llegada de la primavera. Vigila posibles invasiones de algas y musgos.
  • Corta las ramas dañadas por el viento y la nieve. Si la herida es muy extensa, aplica pasta cicatrizante con efecto fungicida.
  • Es el momento de realizar los tratamientos preventivos con aceites de invierno, para eliminar las larvas que permanecen en la corteza de los árboles y así impedir que en primavera aparezcan los insectos adultos.
  • Vacía de agua tu circuito de riego y mangueras. La formación de hielo en su interior puede producir daños graves en tu instalación.
  • Una vez finalizada la Navidad, saca tu abeto al exterior y mantenlo en su maceta todavía unos meses, antes de plantarlo en su lugar definitivo. No olvides regarlo periódicamente.

 

Febrero

  • Si no hay peligro de heladas, puedes podar árboles, trepadoras y arbustos, excepto los que florecen en primavera, como la forsythia, para no eliminar las yemas florales.
  • Planta árboles y arbustos, para que formen nuevas raíces antes de la brotación. Tras la parada invernal, poda y arregla los setos, tanto caducifolios como perennes.
  • Labra el terreno a lo largo de la hilera y aporta un abono de liberación lenta.
  • Rastrilla, airea y allana el césped tan pronto como notes el despertar vegetativo. Limpia el jardín, eliminando las malas hierbas y rastrillando para quitar las últimas hojas caídas que queden. Repite los tratamientos preventivos con aceites insecticidas.
  • Es un buen momento para realizar un abonado orgánico. Te recomendamos humus de lombriz, que es un abono orgánico producido por la actividad de las lombrices. Es inodoro, aporta materia orgánica y hormonas enraizantes, mejora la retención de agua, la aireación del terreno y protege a la planta de los hongos y bacterias perjudiciales. Cunde mucho, ya que sólo hay que esparcir una pequeña cantidad sobre el terreno.

 

Marzo

  • Planta ahora los bulbos que llenarán de color tu terraza o jardín este verano.
  • Limpia de ramas secas las herbáceas perennes antes de que empiece su nueva brotación.
  • Elimina las malas hierbas que hayan crecido tras las lluvias para que no se desarrollen, ya que, si florecen y dan semilla, se extenderán por todo el jardín.
  • Es el momento de realizar los tratamientos preventivos con insecticidas y fungicidas polivalentes, antes de que se desarrollen las enfermedades y plagas con la llegada del buen tiempo.
  • Prepara los semilleros de plantas anuales de primavera en un lugar caldeado y luminoso.
  • Cava y escarda el terreno alrededor del pie de las plantas e incorpora turba o mantillo.
  • Iguala, allana y planta el césped nuevo, eligiendo el tipo de semilla más adecuado. Controla el crecimiento de las malas hierbas e incorpora un abono de liberación lenta.

 

Abril

  • Planta las especies anuales, como petunias, tagetes, alegrías, etc. que darán flor durante toda la primavera.
  • Transplanta y corta las vivaces. Las que producen tallos largos se cortan muy abajo para obtener matas compactas y tupidas de flores.
  • Hortensias: Aplica un producto a base de hierro para combatir la clorosis (hojas de color muy claro y con los nervios más verdes).
  • Abona los rosales y aplica fungicidas e insecticidas para combatir los primeros ataques de oídio y pulgón.
  • Poda los setos. Recuerda que existen tijeras especiales para ello.
  • Es ahora cuando el estanque requiere una atención especial. Es necesario comprobar la calidad del agua, empezar a alimentar a los peces con alimentos de fácil digestión, retirar las hojas caídas y otros restos vegetales y limpiar el filtro y la bomba. Con el aumento de luz y las altas temperaturas las algas proliferan, por lo que será necesario combatirlas con productos específicos
  • Las plantas de interior están a punto de entrar en el período de máxima vegetación, por lo que conviene aportarles un abono orgánico y protegerlas de las corrientes de aire y del sol directo.
  • Césped: Abona y resiembra las zonas que presenten calvas. Aumenta paulatinamente los riegos y la siega. Elimina las malas hierbas con un herbicida, ya que las temperaturas de las que disfrutaremos durante este mes son las adecuadas para la aplicación de estos productos. Recuerda que todos los cuidados que le proporciones ahora son muy importantes para poder disfrutar de un excelente césped en verano.
  • Tras el invierno, limpia tus muebles de jardín y aplícales aceite de teca. Como abril suele ser un mes lluvioso, protege tus muebles y cojines con fundas especiales.

 

Mayo

  • Revisa y prepara tu sistema de riego antes de que suban las temperaturas. Como cada temporada, ponemos a tu disposición todo lo que puedas necesitar para ello. En nuestras tiendas encontrarás también apoyo audiovisual para una correcta instalación y mantenimiento y, por supuesto, los consejos de nuestro personal.
  • Es época de abonar. Descubre el amplio surtido de abonos que te ofrecemos, ya que las proporciones de sus componentes varían dependiendo de la planta de la que se trate. Elige el abono más adecuado para las tuyas.
  • Si quieres tener unas bonitas hortensias de color azul, es el momento de aplicar los productos especiales que intensifican el color. Si las hojas tienen clorosis (color pálido con nervios verdes), continúa el tratamiento con productos específicos que debiste iniciar el mes anterior.
  • Mes por excelencia para setos perennes (tejo, boj, aligustre, acebo y coníferas). Pueden podarse hasta agosto, pero si lo haces ahora, los brotes jóvenes se desarrollarán mejor. En los arbustos ornamentales, lo mejor es proceder inmediatamente después de la floración.
  • Continúa con las escardas, eliminando en cuanto puedas todas las malas hierbas. También puedes aplicar herbicidas, que te ayudarán en esta tarea.
  • Planta las vivaces y anuales, como alegrías, campánulas, claveles, tagetes, caléndulas, lobelias, petunias, margaritas, geranios, bocas de dragón, salvias, agératos, etc. Recuerda cuando vayas a plantar, ya sea en jardinera o directamente en la tierra, que es importante un buen drenaje. Coloca en el fondo de la jardinera o del hoyo de plantación una capa de tierra volcánica, arcilla expandida o gravilla para evitar encharcamientos
  • Intensifica los riegos con la llegada del tiempo más cálido.
  • Controla las plagas y enfermedades. Como hemos tenido muchas lluvias, pon especial atención a caracoles y babosas y trátalos con productos específicos.
  • Los rosales pueden sufrir ahora el ataque de hongos como la Roya (puntos de color anaranjado en el envés de la hoja) o el Oídio (polvillo blanco sobre las hojas y capullos). Para combatirlos debes aplicar fungicidas específicos. También pueden sufrir plagas de pulgón, que se combate fácilmente con insecticidas. Si además eliminas las flores marchitas, cortando por debajo de la tercera o cuarta hoja desde éstas, favorecerás la formación de nuevas yemas de flor.

 

Junio

  • Extrae los bulbos que hayan terminado su floración, dejando previamente secar las hojas para que todos los nutrientes vuelvan a él y así den flor otra vez el año que viene.
  • Los cortes del césped deben ser bastante cortos para que no se produzca amarilleamiento y las malas hierbas no den flor y, por tanto, semilla.
  • Abona con fertilizantes minerales, preferiblemente con herbicida contra malas hierbas, incorporado para ahorrar tiempo y dinero y no olvides airearlo para que absorba mejor el agua y los nutrientes con un buen escarificador.
  • Controla el nivel de agua de los estanques, ya que con el calor se producen pérdidas por evaporación.
  • Trata los ataques de pulgón, oídio y mariposa del geranio con insecticidas o fungicidas específicos para cada plaga.
  • Recorta las vivaces que ya hayan florecido para favorecer el crecimiento de nueva vegetación.
  • Corta los tallos herbáceos de trepadoras como la glicinia, para favorecer la formación de yemas de flor más grandes y más próximas, que darán lugar al año siguiente a una floración más bonita y compacta.
  • Elimina las flores marchitas de los rosales (cortando por debajo de la tercera o cuarta hoja) para estimular la formación de nuevas yemas de flor.
  • Es tiempo de poner tu piscina a punto con una cloración y algicida de choque con productos específicos. Añade floculante, pasa el limpiafondos y recuerda mantener el PH en su nivel óptimo para evitar irritaciones innecesarias en los ojos. En nuestros centros encontrarás todo lo necesario para el cuidado y mantenimiento de tu piscina, así como juegos acuáticos para niños, ¡y mayores!
  • Ve pensando el sistema para mantener tus plantas mientras estás de vacaciones. Puedes utilizar hidrojardineras con autorriego, bolsas de geles hidratantes, conos, etc.

Julio

  • Si no tienes a nadie que pueda regar tus plantas cuando estés de vacaciones, no te preocupes. Tenemos a tu disposición varios sistemas para que tus plantas no pasen sed durante tu ausencia, como agua en forma de gel, conos de autorriego o sistemas de riego por goteo programado.
  • Con el buen tiempo, apetecen las comidas al aire libre y las reuniones entorno a una barbacoa. Para poder disfrutar de una deliciosa comida, es fundamental que la barbacoa y la parrilla estén en perfecto estado de limpieza. Para ayudarte en esta tarea, existen productos específicos, cepillos, rascadores y líquidos limpiadores de parrillas.
  • Si en junio no has abonado, todavía es posible proporcionar fertilizante a los arriates de plantas. Los arbustos también tienen que abonarse ahora, pero añadiendo más dosis en los setos, ya que, al estar tan cerca unos ejemplares de otros, existe más competencia y, por tanto, mayor consumo de nutrientes.
  • Los arbustos ornamentales se pueden recortar directamente después de la floración, como los géneros ceanoto, kerria, berberis y escallonia. Te recomendamos eliminar las ramas marchitas justo por encima de un nuevo brote o, en su defecto, casi a ras de suelo.
  • Durante este mes hay que segar el césped con regularidad. Con tanto sol no debes cortarlo mucho, ya que podría amarillear con rapidez. Para obtener mejores resultados, proporciónale un abono mensualmente. Hazlo en un día sin sol, para prevenir que aparezcan manchas amarillas. Ahora el césped requiere un riego casi diario, preferiblemente en las horas más frescas: muy temprano por la mañana o muy tarde en la noche. Lo más conveniente es disponer de un sistema de riego automático.
  • Diversas plantas culinarias, como eneldo, perejil y tomillo, se pueden recolectar durante este mes y secar o, algo aún más práctico, congelar en una bandeja para cubitos de hielo. Antes de irte de vacaciones, retira la maleza, elimina los insectos y retira toda la fruta y hortalizas que ya hayan madurado.
  • Después de las abundantes lluvias que hemos tenido esta primavera, han proliferado mucho los pulgones y otros insectos. Combátelos con un insecticida específico, prestando especial atención a los brotes, que es donde principalmente se sitúan.

 

Agosto

  • Con las altas temperaturas, debes regar a primera hora de la mañana o a última de la tarde. El riego debe ser diario para todas las plantas de temporada y para las que tienen raíces superficiales. En terrenos con una prolongada exposición al sol, también deben regarse a diario árboles y arbustos. Lo más cómodo es disponer de un sistema de riego automatizado. Consúltanos para que podamos aconsejarte.
  • El césped también necesita ahora riegos diarios y abundantes. El corte deberá dejar la hierba un poco más alta, para no exponer excesivamente la superficie al calor estival. Conviene airear el césped con un escarificador para permitir que el agua penetre en el suelo.
  • Poda los rosales que hayan florecido para rejuvenecerlos, ya que durante el verano entran en un período de reposo. Los rosales reflorecientes volverán a dar flor otra vez en septiembre. Utiliza unas tijeras adecuadas para ello.
  • Vigila y controla los ataques de insectos y hongos, ahora sobre todo la araña roja y los pulgones. Existen productos específicos que debes aplicar en las horas de menos insolación.

 

Septiembre

  • Un mes idóneo para plantar rosales, árboles y arbustos. El suelo ahora todavía está caliente, por lo que se forman con rapidez nuevas raíces. De este modo, los ejemplares estarán bien arraigados antes de que llegue el invierno.
  • El final del verano también es la época apropiada para dar al césped una ‘limpieza a fondo’ o para crear un césped nuevo. Elimina las partes feas, cortando ampliamente los tepes; después puedes volver a sembrar estos lugares. Hay que segar una vez a la semana y, en caso de sequía persistente, regar con regularidad. Elimina las malas hierbas tan pronto como aparezcan y aplica un tratamiento contra hongos del césped.
  • Es buen momento para crear un nuevo estanque. Debido a que la cantidad de luz durante el día va disminuyendo, el crecimiento de las algas será menor y, al mismo tiempo, el sol calienta lo suficiente como para hacer crecer a las nuevas especies. Cuando vayas a plantar, no te acuerdes sólo de los nenúfares y las plantas de la orilla, sino también de las especies que producen oxígeno.
  • Poda los arbustos que acaben de florecer, para que dé tiempo a que se formen nuevas ramas antes del invierno, que en algunas especies son las que darán flor la primavera que viene. Haz un corte limpio y en bisel.
  • A la vuelta de vacaciones, riega abundantemente por inmersión las plantas de interior, que durante tu ausencia han podido sufrir un poco de sed. Abónalas ligeramente con un fertilizante para plantas de interior y recorta las ramas y hojas secas.

 

Octubre

  • Si quieres llenar tu invierno de color, es el momento de plantar pensamientos y violas. Soportan perfectamente las heladas y florecen de forma continuada hasta bien entrada la primavera. Elige los colores que mejor combinen con la decoración de tu terraza o jardín y recuerda situarlos a pleno sol.
  • ¿Sabías que el otoño es la mejor estación para plantar árboles y arbustos? Al venderse en contenedor pueden plantarse durante todo el año, pero en otoño es cuando mejor se desarrolla el sistema radicular y de esta manera, al llegar a primavera, estarán bien afianzados en el terreno y brotarán con más fuerza. Elige los que más te gusten, pídenos asesoramiento sobre el lugar más adecuado para plantarlos y ve preparando los hoyos, dándoles un tamaño suficiente y añadiendo en el fondo una capa de gravilla y tierra nueva.
  • Poco a poco, y según la climatología de tu zona, ve reduciendo los riegos del césped y la altura de siega para que las raíces estén más protegidas en invierno. En otoño se recomienda cortarlo una vez cada quince días, aunque la frecuencia depende del ritmo de crecimiento. Es un buen momento para hacer un escarificado, que consiste en agujerear la capa de hierba muerta que se forma, para que el césped quede bien aireado.
  • Recoge las hojas caídas para que no se pudran sobre el césped, ya que favorecen el desarrollo de hongos y no le dejan recibir los rayos del sol. Puedes utilizarlas para hacer compost con los restos de la siega del césped y los residuos alimentarios vegetales.

Noviembre

  • Si no lo has hecho ya, planta especies herbáceas de floración invernal en jardineras y parterres, como pensamientos, violas y coles de adorno.
  • Si el seto ha crecido demasiado a lo ancho, ahora es el momento de podarlo rigurosamente. Esto es válido tanto para los perennes, como el tejo, como para la mayoría de los setos de hoja caduca. No se incluyen las coníferas, puesto que normalmente ya no vuelven a brotar en la madera vieja. Una valla o una red metálica cubiertas con hiedra pueden considerarse casi un seto. Por eso también hay que recortar hasta cerca de la valla los brotes que hayan crecido demasiado.
  • Antes de que empiece el invierno hay que segar el césped una vez más y aportar también un abono orgánico. Recoge las hojas secas caídas y controla la proliferación del musgo con productos específicos. Si quieres que para la siguiente temporada el césped esté aún más bonito, airéalo con una horquilla de jardín o con un escarificador. También es buen momento para hacer una resiembra.
  • Poda las especies caducifolias que han tirado ya la hoja y se encuentran en reposo. Tras la poda, aplica en las heridas pasta cicatrizante para protegerlas.
  • Tan pronto como los frutales hayan perdido sus hojas, hay que podarlos: es la llamada poda de rejuvenecimiento. Se hace cuando a un árbol o arbusto lleva tiempo sin podarse. Con este tipo de poda se pretende eliminar las ramas viejas y desenmarañarlo. El objetivo es eliminar todo lo viejo para que en primavera sea sustituido por ramas nuevas. Haciendo una poda de limpieza anual, se retrasa mucho la necesidad de renovar el arbusto.
  • Mediados de noviembre es la mejor época para plantar árboles y arbustos, así como frutales jóvenes.
  • Si tienes un estanque en tu jardín, una de las tareas más habituales será la de retirar las hojas caídas. Igualmente, si es necesario, tendrás que aclarar o quitar el follaje viejo de las acuáticas. Ocúpate de que el estanque no se hiele por completo; los peces, las ranas y otros animalitos necesitan oxígeno. Pon en el agua un trozo de madera, corcho o un par de pelotas de tenis. Esto evita que el estanque se hiele del todo.
  • Si en Navidad vas a decorar tu casa con un abeto natural, recuerda que es una planta de exterior y necesita temperaturas frescas, por lo que debes situarlo en un lugar alejado de las fuentes de calor. Su riego debe ser más frecuente que si estuviera al aire libre y, si los adornos lo permiten, conviene pulverizarlo con agua fresca.

 

Diciembre

  • Elimina todas las partes muertas o dañadas de árboles y arbustos, es decir, haz una poda de limpieza. Pon a punto tus herramientas de poda.
  • Si no lo has hecho todavía, planta pensamientos o violas. Soportan perfectamente las heladas y darán color a tu jardín durante todo el invierno.
  • Si todavía no has plantado los bulbos primaverales, como tulipanes, narcisos y jacintos, hazlo cuanto antes. Entiérralos a una profundidad equivalente al doble de su tamaño.
  • Puedes plantar árboles y arbustos, siempre que no hiele. Aplícales un tratamiento preventivo con aceite de invierno para evitar plagas en primavera.
  • Retira las hojas caídas para que no se pudran sobre el césped. Utilízalas para hacer compost.

 

En Fronda dispones de todas las herramientas que necesitas para cuidar de tu jardín. Desde las más bellas plantas listas para transplantar, hasta semillas, bulbos, sustratos, abonos y fertilizantes. Navega por nuestra web y encontrarás todo tipo de productos fitosanitarios, herramientas y maquinaria para el mantenimiento del jardín, diversos sistemas de riego. Toma buena nota de los consejos que acabas de leer en nuestra agenda de jardín para disfrutar del espacio de naturaleza que siempre soñaste para tu hogar.

Suscríbete a nuestra newsletter

Fronda centros de jardinería

Ctra. de Boadilla del Monte, km 2 28220 Majadahonda

Teléfono: (+34) 91 638 3226


Horario Otoño- Invierno:
De lunes a viernes de 9:30 a 21:00 h.
Sábados y festivos de 9.30 a 21.30 h.
Domingos de 10:00 a 20:00 h.
Horario Primavera- Verano:
De lunes a viernes de 9:30 a 21:30 h.
Sábados y festivos de 9.30 a 21.30 h.
Domingos de 10:00 a 21:00 h.

Ctra. Algete (M100), Km 0,4 (Salida 23 de la A-1) 28700 San Sebastián de los Reyes

Teléfono: (+34) 91 623 7696


Horario Otoño- Invierno:
De lunes a sábado y festivos de 10:00 a 21:00 h.
Domingos de 10:00 a 20:00 h.
Horario Primavera- Verano:
De lunes a sábado y festivos: 09:30– 21:30 h.
Domingos de 10:00 a 21:00 h.

 

Carrer del General Riera, 158 07010 Palma de Mallorca

Teléfono: (+34) 971 205 816

FAX: (+34) 971 750 477


Horario Otoño- Invierno:
De lunes a sábado y festivos de 09:00 a 21:00 h.
Domingos de 10:00 a 20:00 h.
Horario Primavera- Verano:
De lunes a sábado y festivos: 09:00– 21:30 h.
Domingos de 10:00 a 20:00 h.

 

Carrer del Cardenal Rossell, 166 07007 Palma de Mallorca

Teléfono: (+34) 971 744 514

FAX: (+34) 971 743 453


Horario Otoño- Invierno:
De lunes a sábado de 09:00 a 21:00 h.
Domingos cerrado
Consultar en tienda festivos de apertura.
Horario Primavera- Verano:
De lunes a sábado de 09:00– 21:30 h.
Domingos  de primavera abiertos de 10:00 – 14:00
Domingos de verano  cerrados
Consultar en tienda festivos  de apertura

 

C.C. Luz Shopping, local 5 (junto a IKEA). Ronda Aurora Boreal 11408 Jerez de la Frontera

Teléfono: (+34) 956 109 007

Tienda Fronda con espacio KIWOKO


Horario:
De lunes a sábado de 10:00 a 22:00 h.
Domingos cerrado
Consultar en tienda festivos de apertura

 

Parque Comercial Olaz Camino Labiano s/n 31620 Olaz

Teléfono: (+34) 948 488 558

Tienda Fronda con espacio KIWOKO


Horario:
De lunes a sábado de 09:00 a 21:00 h.
Domingos y festivos: 10.00 – 14:00 h

 

Síguenos en redes sociales