¡Elige tus plantas y recíbelas en casa con envío GRATIS a partir de 49€*!

Amarilis, la flor del invierno

El amarilis, también conocido como Hiperastrum, es un bulbo que proviene de la familia de narcisos, con más de 70 variedades, y es originario de las regiones subtropicales de México y el Caribe.

 

Tras haberse estado preparando durante todo el año y coincidiendo con la Navidad, estos bulbos brotan en una explosión de color dando lo mejor de sí mismos en forma de aterciopelada flor, que pueden llegar a alcanzar un diámetro de 20 cm.

Existen diferentes formatos de este bulbo, siempre encontrarás alguno que se adapte mejor a lo que necesites. Los bulbos para plantar y los preplantados pueden vivir año tras año, los encerados y el amarilis en flor cortada se utilizan como formato especialmente decorativo para un periodo concreto, normalmente la Navidad, coincidiendo con su época de floración.

 

Para plantar: son los bulbos que se compran en “letrago”, todavía no han comenzado a brotar y necesitan los nutrientes del sustrato y el agua para hacerlo.

 

Preplantado: estos bulbos se compran en maceta con los primeros brotes ya iniciados. Es bueno que la maceta sea solo ligeramente más grande que el bulbo y es recomendable trasplantarlo cada 3 o 4 años según vaya creciendo.

 

Encerado: Este formato de bulbo tiene la base encerada y decorada de diversas colores y texturas. Está ya “recargado”, por lo que no necesita agua para brotar.

 

Flor cortada: en los meses de diciembre y enero encontrarás la espectacular flor de Amarilis en la floristería, donde podrás combinarla con otras flores y ramas creando diferentes composiciones.

 

Los colores más populares de estos bulbos son el rojo y el blanco, pero pueden encontrarse cada vez en más colores como salmón, lila, naranja o variedades bicolores.

 

 

Consejos para elegir tu amarilis

 

Al comprar bulbos de amarilis, puedes tener en cuenta algunas consideraciones:

 

  • Cuanto más grande es el bulbo, normalmente más tallos brotarán de él, pudiendo llegar a tener 3 o 4 por maceta. A su vez, cada tallo produce de 3 a 4 flores.

  • Si eliges el formato preplantado, verifica que el bulbo esté bien enraizado. Normalmente el inicio del tallo debe estar ya visible.

  • Comprueba que el bulbo no tiene moho, una señal de que la planta ha estado demasiado húmeda.

Cuidados del amarilis

 

Es uno de los bulbos que mejor se adaptan al interior, siempre que la coloques en un lugar fresco.

 

Es una planta que no requiere mucha luz, por la que puedes utilizarla de manera decorativa en cualquier lugar de tu casa.

 

Respecto al riego, lo ideal es que la tierra se mantenga siempre húmeda, pero evitando encharcamiento.

 

Esta planta puede florer año tras año, para ello, es recomendable mantener un periodo de reposo de aproximadamente 2 meses sin riego ni abono en un lugar fresco y oscuro.

 

El formato de bulbo encerado no necesita riego ni cuidados específicos, evita colocarlo cerca de fuentes de calor para que las flores se mantengan bonitas durante más tiempo.