Consejos para cuidar tu jardín en primavera

MARZO

  • Marzo es un buen mes para plantar los bulbos, que llenarán de color tu terraza o jardín este verano.

  • Limpia de ramas secas las herbáceas perennes antes de que empiece su nueva brotación. Elimina las malas hierbas que hayan crecido tras las lluvias para que no se desarrollen, ya que, si florecen y dan semilla, se extenderán por todo el jardín. Controla su crecimiento e incorpora un abono de liberación lenta.

  • Es el momento de realizar los tratamientos preventivos con insecticidas y fungicidas polivalentes, antes de que se desarrollen las enfermedades y plagas con la llegada del buen tiempo.

  • Prepara los semilleros de plantas anuales de primavera en un lugar caldeado y luminoso. Cava y escarda el terreno alrededor del pie de las plantas e incorpora turba o mantillo. Iguala, allana y planta el césped nuevo, eligiendo el tipo de semilla más adecuado.

ABRIL

  • En abril, planta las especies anuales, como petunias, tagetes o alegrías, que darán flor durante toda la primavera.

  • Transplanta y corta las plantas vivaces. Las que producen tallos largos se cortan muy abajo para obtener matas compactas y tupidas de flores.

  • Aplica un producto a base de hierro para combatir la clorosis en las hortensias (hojas de color muy claro y con los nervios más verdes).

  • Abona los rosales y aplica fungicidas e insecticidas para combatir los primeros ataques de oídio y pulgón.

  • Poda los setos. Recuerda que existen tijeras especiales para ello y puedes hacerte con unas en nuestras tiendas.

  • Es ahora cuando el estanque requiere una atención especial. Es necesario comprobar la calidad del agua, empezar a alimentar a los peces con alimentos de fácil digestión, retirar las hojas caídas y otros restos vegetales y limpiar el filtro y la bomba. Con el aumento de luz y las altas temperaturas las algas proliferan, por lo que será necesario combatirlas con productos específicos

  • Las plantas de interior están a punto de entrar en el período de máxima vegetación, por lo que conviene aportarles un abono orgánico y protegerlas de las corrientes de aire y del sol directo.

  • Abona y resiembra las zonas que presenten calvas en tu césped. Aumenta paulatinamente los riegos y la siega. Elimina las malas hierbas con un herbicida, ya que las temperaturas de las que disfrutaremos durante este mes son las adecuadas para la aplicación de estos productos. Recuerda que todos los cuidados que le proporciones ahora, son muy importantes para poder disfrutar de un excelente césped en verano.

  • Además, tras el invierno, recuerda limpiar tus muebles de jardín y aplicarles aceite de teca. Como abril suele ser un mes lluvioso, protege tus muebles y cojines con fundas especiales.

MAYO

  • Revisa y prepara tu sistema de riego antes de que suban las temperaturas. Como cada temporada, en Fronda ponemos a tu disposición todo lo que puedas necesitar para ello y además, los consejos de nuestros profesionales.

  • Es época de abonar. Descubre el amplio surtido de abonos que te ofrecemos, ya que las proporciones de sus componentes varían dependiendo de la planta de la que se trate. Elige el más adecuado para las tuyas.

  • Si quieres tener unas bonitas hortensias de color azul, es el momento de aplicar los productos especiales que intensifican el color. Si las hojas tienen clorosis, continúa el tratamiento con productos específicos que hubiera sido recomendable iniciar el mes anterior.

  • Mayo es el mes por excelencia para setos perennes (tejo, boj, aligustre, acebo y coníferas). Pueden podarse hasta agosto, pero si lo haces ahora, los brotes jóvenes se desarrollarán mejor. En los arbustos ornamentales, lo mejor es proceder inmediatamente después de la floración.

  • Continúa con las escardas, eliminando en cuanto puedas todas las malas hierbas. También puedes aplicar herbicidas, que te ayudarán en esta tarea.

  • Planta las vivaces y anuales, como alegrías, campánulas, claveles, tagetes, caléndulas, lobelias, petunias, margaritas, geranios, bocas de dragón, salvias, agératos, etc. Recuerda que cuando vayas a plantar, ya sea en jardinera o directamente en la tierra, es importante un buen drenaje. Coloca en el fondo de la jardinera o del hoyo de plantación una capa de tierra volcánica, arcilla expandida o gravilla para evitar encharcamientos.

  • Intensifica los riegos con la llegada del tiempo más cálido.

  • Controla las plagas y enfermedades. Si ha habido muchas lluvias, pon especial atención a caracoles y babosas y trátalos con productos específicos.

  • Los rosales pueden sufrir ahora el ataque de hongos como la roya (puntos de color anaranjado en el envés de la hoja) o el oídio (polvillo blanco sobre las hojas y capullos). Para combatirlos debes aplicar fungicidas específicos. También pueden sufrir plagas de pulgón, que se combate fácilmente con insecticidas. Si además eliminas las flores marchitas, cortando por debajo de la tercera o cuarta hoja desde ésta, favorecerás la formación de nuevas yemas de flor.