Cuidados del abeto de Navidad

¿Por qué decoramos nuestro hogar con un abeto en Navidad?

Cuando se acerca la Navidad empezamos a preparar la decoración de nuestro hogar. La decoración de Navidad es, probablemente, una de las más especiales del año. Velas, luces, coronas y adornos inundan nuestros salones, siendo protagonista indiscutible el abeto de Navidad. Pero, ¿sabías por qué se utiliza un árbol como parte de la decoración para conmemorar estas fechas? El árbol de Navidad representa al árbol de la vida o la vida eterna, por ser de tipo perenne. En la forma triangular del abeto la religión reconoce a la Santísima Trinidad. Los adornos con los que decoramos nuestro árbol serían los dones de la tierra y lores regalos de Dios a los hombres, las luces nos recuerdan a la Luz Divina y la estrella que corona nuestro abeto representa a la Estrella de Belén.

¿Por qué elegir un abeto natural como árbol de Navidad?

La belleza de una planta natural es incomparable a un árbol artificial. No obstante, ambas opciones son igualmente válidas a la hora de celebrar la Navidad. Si te has decidido por un abeto natural, ¡enhorabuena! Podrás disfrutar de él año tras año si aprendes a cuidarlo adecuadamente. Respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre los cuidados básicos del abeto de Navidad:

  • ¿Dónde coloco el abeto? Estamos hablando de una planta de exterior, por lo que necesita temperaturas frescas, de modo que te recomendamos situarlo en un lugar alejado de las fuentes de calor. Debes elegir para él el lugar más fresco posible.

  • ¿Cuándo debo regar mi abeto? Dentro de casa, tu abeto necesitará un riego más frecuente que si estuviera situado en el exterior. Riégalo cada tres días para que no se moje solo la capa superficial de la tierra, sino que el agua llegue a todas las raíces.

  • ¿Es recomendable pulverizar las ramas? Dentro de lo posible, ya que los adornos se podrían estropear, es conveniente pulverizar el árbol con agua fresca para compensar la falta de humedad del ambiente, vigilando siempre los elementos eléctricos.

¿Cuáles son los abetos más utilizados en Navidad?

ABETO ROJO (abeto de Navidad) 

Picea abies, Picea excelsa

En España, es la especie más utilizada como árbol de navidad. Es originario de las montañas de Europa central. Es un árbol de gran belleza, de elegante forma y gran tamaño, de forma cónica regular.

Puede alcanzar 50 metros de altura. Su copa es muy densa y de coloración verde oscuro brillante, con brotes que nacen en primavera de color verde muy claro, unificando el color a los dos meses.

Su crecimiento es lento, pero mucho más rápido que el del resto de los abetos, se emplea mucho en jardinería como ejemplar aislado. Su producción está regulada, por lo que se garantiza el origen y la renovación de los árboles.

 

ABETO DE NORMANDÍA

Abies nordmanniana

Es otra de las especies más utilizadas como árbol de Navidad. Es originario del norte de Asia Menor, Georgia y montañas de Crimea y del Cáucaso.

Es un árbol muy elegante y majestuoso, con forma piramidal regular y base ancha. Las ramas están dispuestas en pisos regulares y tiene acículas muy abundantes, de un bello verde oscuro brillante por su cara superior, y en la inferior, una nervadura central que da lugar a dos franjas plateadas. Puede alcanzar 60 metros de altura.

Es un árbol muy resistente al frío, la contaminación no le afecta mucho y tampoco es propenso a coger enfermedades.

En Fronda disponemos de todo lo que necesitas para decorar tu hogar estas Navidades. Echa un vistazo al amplio surtido de abetos de Navidad naturales y artificiales, así como a los más bonitos y elegantes artículos de decoración navideña para tu hogar: luces, velas, coronas, adornos, y celebra estas fiestas con toda la ilusión.