Conoce mejor a tu gato

El gato, un animal apasionante

¿Sabías que el gato controla sus emociones mejor que los humanos, es más ágil que cualquier otro animal doméstico y es autosuficiente?

Tu gato necesita su propio espacio, que debes respetar para una adecuada convivencia. Es un ser muy independiente, muy distinto al perro. El gato considera que él es el dueño de la casa. Lo que es innegable es que el gato busca nuestro cariño, nuestras caricias, nuestra compañía y nuestro amor. Eso sí, sólo cuando a él le apetezca. La capacidad de encariñarse con el amo, depende directamente de lo que éste haga para ganarse su cariño, de cómo le trate y le proporcione alimento y abrigo. El lazo que crea con su amo, llega a ser tan fuerte y de tal compenetración, que echa por tierra cualquier duda al respecto. Por esto, queremos tanto a este pequeño felino, lo cuidamos y tratamos de educar. Como recompensa, el gato nos regala momentos de lo más enternecedores y divertidos.

Cómo preparar tu hogar para el gato

Sobre todo para los gatos de corta edad, más curiosos y aventureros por naturaleza, la casa se puede convertir en un atractivo lugar para explorar que, por otra parte, no está exento de peligros. Por ello, es necesario tomar unas mínimas precauciones que eviten males mayores.

Cocina

Deberíamos tener especial atención con ollas que puedan derramarse, puertas abiertas de ciertos electrodomésticos como la lavadora, la secadora o el horno, que pueden atraer al gato por su calor; y armarios con productos de limpieza como lejía, desinfectantes, detergentes o insecticidas. En este último caso, hay que tener especial cuidado si le caen en el pelo, ya que el gato puede luego lamerse. Los líquidos anticongelantes les pueden resultar muy atractivos, ya que estos productos contienen glicol de etileno, una sustancia de sabor dulce y muy agradable al paladar de muchos gatos, pero desgraciadamente también muy venenoso. Igualmente evitar que acceda al cubo de la basura ya que, además de encontrar restos de los productos señalados, pueden ingerir huesos pequeños que se atoren en su garganta. Además, se pueden encontrar con restos de plásticos, en especial con los que unen las latas de bebidas en los que pueden quedar atrapados.

Salón

Hay que poner especial atención a los cables eléctricos ya que a algunos gatos les puede gustar masticarlos con el consiguiente peligro que implica. Es importante mantenerlos atados y cortos con el fin de evitar cualquier riesgo. Evitemos tener objetos débilmente apoyados o estantes repletos de preciosos adornos. Evitemos además las chimeneas desprovistas de resguardos y pongamos especial atención en las estufas encendidas.

Cuarto de baño

Mantener la tapa del inodoro siempre bajada, ya que los gatitos podrían intentar beber el agua del mismo y quedarse atrapados si la tapa se baja. Los medicamentos deben estar en un lugar seguro, incluso los que se consideran en teoría más inofensivos como la aspirina, ya que son peligrosos para el gatito.

Dormitorio

Los cajones, baúles y armarios deben mantenerse cerrados, pues les gustan los lugares tranquilos y oscuros y podrían quedarse atrapados en ellos.

Jardín 

O, simplemente, si hay plantas en casa, hay una gran variedad de estas que pueden resultarles venenosas si las mastican. Consultemos con nuestro veterinario y evitemos tenerlas.

Garaje

Antes de encender el motor, es conveniente tocar la bocina y comprobar que el gato no se encuentra encima del capó. Para ellos se trata de un lugar muy atractivo por el calor que desprende.

 

Cómo solucionar problemas en casa o en el jardín

Si en determinadas ocasiones tu gato no responde como esperas, sé paciente. Te damos a continuación algunos consejos para afrontar conflictos habituales que suelen presentarse si convives con gatos:

    • No utiliza la bandeja de arena. Si el gato se resiste a usarla, hay que llevarle a ésta siempre que sospechemos que está dando vueltas y buscando un lugar adecuado. Si no conseguimos acostumbrarle no hay que regañarle, especialmente si se encuentra en la bandeja, ya que si no va a asociarla a algo desagradable. Suele ser útil darle de comer en aquellos lugares que habitualmente tiende a ensuciar, probablemente pronto abandonará el hábito. Si nada de esto sirve, es también muy útil utilizar una pistola de agua. Si se le pulveriza un poco, evitando dirigírsela a los ojos, les suele disuadir de hacerlo fuera de la bandeja. La pistola de agua suele ser también útil como última alternativa para enseñarle al gato a no arañar muebles.

    • Mordisquea las plantas. Otro de los hábitos que puede adquirir un gato en una casa es el de mordisquear las plantas, lo que puede ser peligroso ya que algunas plantas comunes son venenosas para el animal. Un método para evitarlo es que las plantas pequeñas se coloquen fuera del alcance del gato y cubrir las grandes hasta que pierda esta costumbre. Ayuda bastante si le ponemos una planta de hierba gatera que le resultará sumamente atractiva.

    • Se cuelga de las cortinas. Este suele ser un hábito propio de los gatos jóvenes y es precisamente a temprana edad cuando hay que erradicarlo. Si no ha sido así, no debemos desistir, debemos hacerle entender que no está bien lo que hace mediante un ‘No’ firme o en última instancia con la pistola de agua. Tengamos paciencia, pronto entenderá la orden que le estamos dando.

    • Rasca los muebles o el sofá. Como en el caso anterior, este es un hábito que debería haber desaparecido ya en el gatito. Si nuestro gato lo repite una vez adulto, no debemos permitirlo. Es aconsejable emplear un tono firme de voz o la pistola de agua y reprenderle en el momento justo en el que ha hecho la fechoría. En este caso tenemos que asegurarnos también de que tiene a mano su rascador. Además, podemos impedirle el acceso durante una temporada a la habitación donde ha adquirido esa costumbre. Con el tiempo desistirá de este comportamiento

Al igual que el hogar, el jardín se puede convertir en un lugar que explorar para nuestro gato, pero también en un centro de peligros o simplemente en un ambiente donde cometer pequeños destrozos. Con unos mínimos cuidados también podemos evitar estas situaciones.

    • Mordisquea plantas. Lo peor es que se incline por mordisquear plantas que pueden ser nocivas para su salud. Es importante pues que nos informemos y nos hagamos con una lista de cuáles son para evitar tenerlas. Nuestro veterinario nos la facilitará sin ninguna duda. Entre las plantas más peligrosas para los gatos se encuentran las siguientes: el lirio, la hiedra, la centaura, el Ave del Paraíso, la Rosa de Navidad, el laburno, la dedalera o el tejo. Si tenemos plantas que no son peligrosas pero que el gato mordisquea y no nos gusta esta costumbre, suele ser muy práctico que le pongamos una maceta con hierba gatera. Rápidamente, el gato se inclinará por este manjar, abandonando las otras opciones que le proporciona el jardín.

    • Caza pájaros. En el caso de que se incline por cazar pájaros, una de las medidas más aconsejables es ponerle un collar con un cascabel. Ahora bien, si el gato tiene la costumbre, va a ser difícil quitársela. Hasta en los gatos mejor alimentados se puede manifestar su instinto cazador y realizar esta tarea simplemente por diversión, actividad que ejercitará siempre que le sea posible.

Cómo comunica el gato

Uno de los rasgos que definen a los gatos respecto a otros animales es el grado de comunicación que podemos establecer con ellos. Conociendo algunos de sus rasgos es fácil saber cómo se encuentran o aquello que quieren decirnos.

  • Pupilas. Si nuestro gato está enfadado, siente miedo o excitado sexualmente, las pupilas de sus ojos se dilatan.

  • Parpadeos. Si parpadea lenta y prolongadamente nos estará transmitiendo que se encuentra bien, satisfecho y tranquilo. Este movimiento puede utilizarlo también como saludo.

  • Orejas. Si están firmes es que está alerta y si, además, adoptan una ligera forma de trompeta es que está intentando captar cualquier sonido. Cuando está enojado o asustado, las pega mucho a la cabeza.

  • Cola. Los movimientos de la cola también dicen mucho de su estado. La estira hacia arriba cuando está contento o en alerta, tuerce la punta cuando está irritado y la paraliza y la infla cuando está enojado.

  • Bigotes. Son tremendamente sensibles al tacto. Los suelen utilizar para establecer un primer contacto con un posible amigo. Tras el roce con los bigotes, suele continuar el roce del lomo, el restregamiento de los costados.

  • Pelo. Está controlado por el sistema nervioso. Cuando el animal se enoja y produce adrenalina se eriza, reacción que va unida a un arqueamiento del lomo. Este movimiento tiene la finalidad de hacerle parecer lo más grande posible y de esta forma intentar atemorizar a sus enemigos.

  • Sonidos. Los gatos también expresan una rica gama de sonidos que les permite indicarnos lo que quieren, desde conceptos como comida, decir no o pedir socorro.

Los sentidos más desarrollados de los gatos

  • Olfato. Si observamos a nuestro gato, podremos ver que cuenta con un sentido del olfato muy desarrollado, que les sirve para reconocer enseguida su territorio. Además, tiene unas glándulas odoríferas muy específicas y probablemente nos resultará curioso saber que cuando se restriega contra nosotros, además de una muestra de cariño, lo que está haciendo sobre todo es marcar su territorio.

  • Equilibrio. Si el gato está acostumbrado a vivir en casa, probablemente observaremos que se mueve con absoluta soltura, sigilo y destreza, sin producir apenas alteraciones y eso se debe a su extraordinario equilibrio. Un control que, combinado con su gran sensibilidad hacia la orientación, le permite reaccionar ante cualquier estímulo de una forma instantánea. El centro del equilibrio y de la orientación en el gato se encuentra en el aparato vestibular situado en el oído interno. Si se producen infecciones en esta zona, se verá afectada la audición y el equilibrio, malestar que el gato manifestará inclinando la cabeza y avanzando en círculos.

  • Oído. Es extremadamente sensible y mucho más agudo que el oído humano. Los gatos son capaces de adaptar los pabellones auditivos de sus orejas a las formas más convenientes para captar mejor los sonidos.

  • Vista. También está muy desarrollada en los gatos. Gracias a su pupila, que cambia de tamaño y forma, regulan la cantidad de luz que entra en el ojo. Cuando la dilata es que hay poca luz, si la contrae es que la luz es excesiva. Los cambios de la pupila también denotan, como hemos dicho, el estado de ánimo del gato.

Viajar con tu gato

  • Debemos hacernos con una cesta de transporte homologada. Si viajamos en avión, autobús o tren, probablemente nos la requerirán.

  • Si viajamos en nuestro propio coche, también es importante que llevemos al gato en una cesta grande y fuerte, cuyo fondo debe ir bastante cubierto con papel de periódico. Es muy importante que nuestro gato vaya bien sujeto, ya que en caso contrario se puede convertir en una peligrosa distracción para el conductor.

  • No debemos alimentar al gato antes de salir. Ahora bien, es necesario que le demos agua fresca durante el viaje. Es también importante que no le dejemos solo en el coche sin ventilación. Puede deshidratarse.

  • Gran parte de los veterinarios no están de acuerdo en sedar a los gatos si tienen que viajar, ya que a veces estos productos tienen efectos poco controlables en estos animales. Sin embargo, si optamos por sedarle, es mejor que le administremos el producto unos días antes de realizar el viaje. De esta forma, sabremos cómo lo acepta.

Si viajamos al extranjero, es prudente informarnos de las vacunas que se exigen en el país al que vamos. Además debemos llevar la cartilla o certificados de vacunaciones de nuestro gato al día

La importancia del aseo del gato

  • Peinar y cepillar: Esta es una de las tareas más importantes que debemos cumplir con nuestro gato, que nos servirá también para transmitirle nuestro cariño; se trata de una forma más de unirnos a él. Si cumplimos puntualmente con ella, vamos a apreciar los beneficios, entre los que destaca el hecho de que vamos a prevenir que vomite bolas de pelo, ya que no se le formarán. Es importante hacerlo con asiduidad y desde que es pequeñito, de esta forma nuestro gatito se acostumbrará pronto a este ritual. Además, siempre le veremos limpio, aseado y lustroso. Los utensilios que necesitamos son un cepillo de cerdas suaves o medio, si es de pelo corto, y uno de púas largas de metal, si es de pelo largo. En el primer caso, deberemos cepillarlo al menos dos veces por semana, pero si es de pelo largo es importante hacerlo todos los días.

  • El baño: No es imprescindible, ni aconsejable. Es más, los gatitos menores de seis meses son muy delicados por lo que no debemos hacerlo a no ser que sea por una causa excepcional.

  • Cuidado dental: Alrededor de los cinco meses de edad comenzarán a salirle los dientes definitivos y perderá completamente los de leche alrededor de los siete meses y medio. El gato adulto tiene en total 30 dientes. Para limpiárselos, utilicemos una gasa impregnada con bicarbonato y agua y frotemos suavemente.

  • Uñas: Si se considera que es imprescindible, debemos utilizar unas tijeras especiales y cortarle sólo las puntas, ya que podríamos lastimarle la carne o provocarle astillamientos. Antes de cortárselas, es bueno consultar con el veterinario, existen productos que les ayudan a expulsar las bolas de pelo, facilitando el proceso digestivo.

 

Cuidados especiales del gato mayor

Un gato, bien cuidado, puede superar los 20 años de edad en condiciones muy óptimas. Hay gatos que a partir de los 10 o 12 años ya muestran signos de vejez, mientras que otros, a los 16, siguen siendo tan juguetones como cuando eran pequeños. De cualquier forma, es aconsejable que, a partir de los 10 o 12 años de edad, le llevemos una a dos veces al año al veterinario, ya que gracias a estas revisiones podremos tener conocimiento de si manifiesta cualquier problema propio de esta edad.

No está de más seguir estas recomendaciones básicas si tenemos un gato de edad avanzada:

  • En primer lugar, debemos preocuparnos de que cuente con una buena provisión de agua, pues los gatos ancianos suelen beber más que cuando eran jóvenes.

  • Debemos vigilar más su aseo, pues ya les va a costar hacerlo por sí solos.

  • Van a tener más problemas para librarse de las bolas de pelo.

  • Debemos poner un especial cuidado en el estado de sus uñas. Los gatos ancianos no suelen desgastarlas demasiado por lo que pueden crecer en exceso, curvándose hacia adentro y, si no hemos cuidado este aspecto, con el tiempo podrían hincarse dentro de las patas. Si las vemos demasiado largas habrá que cortarlas y para ello, si no nos vemos con la suficiente destreza, lo mejor es no intentarlo y acudir al veterinario.

  • Hay que vigilar también el estado de los dientes y evitar que se acumule el sarro y se produzca por lo tanto inflamación de las encías.

  • Debemos prestar especial atención a su lugar de descanso. La cama tiene que ser caliente y estar en un lugar donde no haya corrientes de aire.

En Fronda, encontrarás todo lo que necesitas para cuidar de tu gato en sus diferentes etapas de crecimiento (gatito, gato joven, gato adulto y gato senior). Contando con el mejor asesoramiento profesional. Echa un vistazo a todo lo que podemos ofrecerte para que tu gato se sienta, más aún, el rey de la casa.

 

Ir a GATOS

 

Suscríbete a nuestra newsletter

Fronda centros de jardinería

Ctra. de Boadilla del monte, km 2 28220 Majadahonda

Teléfono: (+34) 91 638 3226

Horario: Lun-Sáb y festivos: 9:30– 21:30; Domingos: 10:00 – 21:00.
Abierto todos los días de festivo excepto 1 y 6 de enero y 25 de diciembre

Ctra. Algete, Km 23.5 (Salida 23 de la A-1) 28700 San Sebastián de los Reyes

Teléfono: (+34) 91 623 7696

Horario: Lun-Sáb y festivos: 09:30– 21:30; Domingos: 10:00 – 21:00.
Abierto todos los días de festivo excepto 1 y 6 de enero y 25 de diciembre

Carrer del General Riera, 158 07010 Palma de Mallorca

Teléfono: (+34) 971 205 816

FAX: (+34) 971 750 477

HORARIO: Lun-Sáb y festivos: 9:00 – 21:30; Domingos: 10:00 – 20:00.
Abierto todos los festivos excepto 1 y 6 de enero, 25 y 26 de diciembre

Carrer del Cardenal Rossell, 166 07007 Palma de Mallorca

Teléfono: (+34) 971 744 514

FAX: (+34) 971 743 453

HORARIOS: Lun-Sáb: 09:00 – 21:30; Domingos: Cerrado.
Consultar en tienda los festivos de apertura.

C.C. Luz Shopping, local 5 (junto a IKEA). Ronda Aurora Boreal 11408 Jerez de la Frontera

Teléfono: (+34) 956 109 007

HORARIOS: Lun-Sáb: 10:00 – 22:00; Domingos: Cerrado.
Consultar en tienda los festivos con apertura.

Síguenos en redes sociales