Humus de lombriz

El humus de lombriz es uno de los mejores abonos que existen, un extraordinario fertilizante orgánico y ecológico. Si echamos la vista atrás en la historia, los egipcios fueron los primeros que se dieron cuenta de la importancia de las lombrices para la fertilidad natural del suelo. Fue Cleopatra la que le concedió el título de animal sagrado, imponiendo serios castigos a quienes las dañaban.

Los romanos también mostraron interés por ellas, pero sería en el siglo XIX, cuando se determinaría su verdadera función en el ecosistema. Charles Darwin pasó cuarenta años investigando acerca de las lombrices, escribiendo el que fuera su último libro titulado “La obtención de la tierra vegetal por acción de las lombrices”.

¿Qué es el humus de lombriz?

El humus de lombriz son las deyecciones de un anélido invertebrado, la  Lombriz Roja de California, capaz de ingerir su propio peso diario de diversos materiales. No contrae ni transmite enfermedades.

Estas deyecciones son un verdadero milagro para la tierra. Millones de colonias de microorganismos beneficiosos por gramo hacen del humus de lombriz un material extraordinario para afianzar y devolver la vida a los suelos. Es inodoro y no contiene lombrices ni semillas de malas hierbas.

¿Cuáles son los beneficios del humus de lombriz?

Utilizar humus de lombriz como abono para tus plantas presenta un sinfín de beneficios. Por un lado, a nivel físico, aplicar humus de lombriz mejora la aireación y la capacidad de retener el agua y los nutrientes. Ayuda también a que las semillas que plantamos germinen mejor. En cuanto al suelo, su erosión se ve reducida y su manejo mejora notablemente.

También obtendremos beneficios a nivel químico, ya que el humus de lombriz enriquece el suelo de sustancia orgánicas y minerales esenciales. Gracias a este tipo de abono los nutrientes que aportemos a nuestras plantas serán mejor asimilados. Además, de este modo el contenido orgánico de los suelos no sólo se conservará, sino que también se elevará.

Por último, a nivel biológico, cuando incorporamos humus de lombriz al trasplantar conseguimos reducir el “sufrimiento” de la planta tras este proceso. Es uso de este tipo de abono favorece la formación de micorrizas y aumenta la flora microbiana beneficiosa. Además, notaremos que nuestros cultivos resisten mejor a las plagas y enfermedades. Por todo ello, se considera prácticamente imprescindible utilizar humus de lombriz para mejorar el estado de nuestras plantas y darles un buen impulso. Estamos hablando probablemente del mejor abono natural que existe.

¿Cuál debe ser el uso y las dosis de humus de lombriz?

No hay ningún cultivo en el que la utilización del humus de lombriz esté contraindicada. La sobredosificación es, en la práctica, imposible. En cualquier caso, todos los preparados comerciales de humus de lombriz llevan las recomendaciones de uso y dosis orientativas en el etiquetado, revisa las fichas de cada preparado en nuestra web para más detalles.

El humus de lombriz sólido, generalmente, se aplica mezclándolo con el sustrato previo o enterrándolo para proteger a los microorganismos de la luz del sol, las temperaturas extremas, etc. Es recomendable regar en abundancia después de aplicar. En el caso del humus de lombriz líquido puedes aplicarlo a través del riego diluido en agua.

En Fronda te ofrecemos una gran variedad de abonos y fertilizantes para mantener e incrementar los nutrientes del suelo de tus plantas, entre ellas, el humus de lombriz. Considera las diferentes opciones de preparados de humus de lombriz que ponemos a tu disposición y cuida a tus plantas todo el año.