¿Por qué elegir un jardín sostenible?

¿Por qué elegir un jardín sostenible?

Seguir leyendo

El jardín sostenible o de bajo mantenimiento es el jardín tendencia por excelencia. Representa una solución sostenible a la vez que añade volumen, ligereza, sonido, colores, y fragancia al jardín permitiendo tenerlo siempre florido a lo largo del año.

Son plantas con gran valor ornamental, resistentes a la falta de agua y cambios bruscos de climatología, que son capaces de sobrevivir con escaso riego y mantenerse con las lluvias de las estaciones y que no necesitan ser abonadas con regularidad.

  • Se adaptan al medio rural: son resistentes, perennes y sostenibles.
  • Conviven con la naturaleza creando un jardín respetuoso con el medio ambiente y su cuidado.
  • Son capaces de subsistir a pesar de una baja necesidad de agua, abono y tierra.
  • Algunas de ellas atraen insectos beneficiosos que aportan biodiversidad al jardín y favorecen la polinización de las plantas.

Intensifica con sus formas y colores el impacto visual de tu jardín.

  • Cuídalas Son ideales para ponerlas en ese rincón del jardín donde no llega el riego, son plantas que tienen una necesidad de agua muy reducida. Ocupan poco espacio y pueden crecer en rocas, cortezas de árbol o hasta en condiciones poco favorables.
  • ¡Qué curioso! Son plantas que almacenan agua en sus hojas y tallos. Pueden vivir gracias a la humedad y las lluvias estacionales. ¡Reducirás al máximo el agua y el mantenimiento de tu jardín!.
  • Sé tu propio paisajista Atrévete a combinar formas geométricas, texturas y colores.
  • Especial "deco" Crea cortinas vegetales con suculentas de porte colgante o rastrero en tiestos o cestos colgados en la pared.

Regala aire puro a tu rincón verde con las plantas más mediterráneas.

  • Cuídalas Los jardines con grandes necesidades de agua han quedado atrás. Nos importa tener un uso racional del agua. Las plantas mediterráneas se adaptan perfectamente al suelo, clima y aire de nuestra tierra.
  • ¡Qué jardín! Un jardín sostenible es un jardín de aromas: azahar, romero, lavanda, jazmines, resina de pino, rosas… Un jardín lleno de sonidos: murmullo de fuentes, rumor de mar… Un jardín radiante de luz.
  • Crear un jardín sostenible es respetar y cuidar el entorno del lugar, en este caso la vegetación de la cuenca del mar. ¡Inspírate en ella!
  • La dieta mediterránea no podría entenderse sin las plantas mediterráneas y las hierbas aromáticas. ¡Son esenciales para condimentar nuestros platos!

Deja que los insectos polinicen tus plantas ¡Cuida el medio ambiente!

  • Cuídalas Incluir plantas que atraen insectos beneficiosos ayuda al medio ambiente y contribuye a que no desaparezcan los polinizadores naturales. Sin polinización desaparece la naturaleza.
  • ¡Qué curioso! Las plantas polinizadas por los insectos tienen una fragancia más fuerte que las fecundadas por el viento. Deja que las mariposas, abejas o libélulas invadan tu jardín, ¡te encantará verlas revoloteando!
  • Sitúalas en tu zona de estar del jardín si quieres verlas revolotear a tu alrededor.
  • Las mariposas son el insecto favorito de los niños y a nosotros. Creemos que tratar con las mariposas es enriquecedor e interesante para su educación. ¡Foméntales el cuidado del medio ambiente!

Aprovecha las zonas sombrías de tu jardín.

  • Cuídalas Son las plantas que toleran tanto la sombra como la semisombra. El intenso color de sus flores y el llamativo aspecto de su follaje dará color y vivacidad a las zonas sombrías de tu jardín. Además las zonas con sombra te ayudan a cobijarte de los días más calurosos. ¡Todo un lujo!
  • ¡Qué curioso! Aprovecha al máximo tu jardín poniéndolas bajo un árbol, a la sombra de un muro, en un balcón sombreado, o en un patio sin sol. Ten en cuenta que se adaptan a todos los rincones.
  • ¡Atrévete a combinar sombras y luces, texturas y tonalidades!
  • Las hostas, calas, coleos, o campánulas aportarán una solución decorativa a tu jardín.

Tu jardín será un espectáculo de sonido, volumen y ligereza.

  • Cuídalas Son plantas que nos conquistan por su bajo mantenimiento. Necesitan pocos cuidados, se adaptan a cualquier entorno natural y a cualquier tipo de suelo y no requieren mucho riego.
  • ¡Qué curioso! También tienen flores, son pequeñas espigas que se agrupan en racimos o panículas.
  • Utilizar gramíneas es una tendencia de paisajismo sostenible. Uno de los usos en jardines es utilizarlas como borduras naturales.
  • Crea masas vegetales con las gramíneas para dar un toque natural y a la vez moderno a tu jardín. Además según la luz del día y del momento del año, van cambiando aportándonos sensaciones relajantes con su mecimiento.

Combínalos con lavandas, romeros y tomillos para aromatizar tu jardín.

  • Cuídalas Son muy resistentes y no requieren prácticamente cuidados. Mímalas y te regalarán una gran floración perfumada y muy duradera. Para que continúen floreciendo durante la primavera y el verano, retira las flores que se van marchitando. Son plantas de bajo mantenimiento que si las cuidas año tras año seguirán contigo (vivaz).
  • ¡Qué curioso! Cuánto más pequeño sea el tamaño de las hojas, más tolerantes son a la sequía.
  • Crear un jardín sostenible es respetar y cuidar el entorno escogiendo las plantas adecuadas a ese espacio.
  • Son perfectas para aportar color y crear un pequeño jardín en macetas.