¡Elige tus plantas y recíbelas en casa con envío GRATIS a partir de 49€*!

Cuidado y características de las plantas carnívoras

A las plantas carnívoras siempre les ha rodeado un halo de misterio y, en cierta manera, es comprensible, no son plantas al uso. Se diferencian del resto porque obtienen alimento no solo a través de la fotosíntesis, sino también cazando y digiriendo animales. De hecho, para ser auténticas plantas carnívoras, tienen que atraer, capturar y digerir a sus presas, no basta con una de las tres acciones, deben realizar las tres.

Asegúrate de seguir nuestros consejos para el cuidado básico de tu planta:

Dionaea

DIONAEA

 

¿Conoces la planta?

Esta planta es una auténtica trampa para los insectos. Del interior de su trampa emana un néctar que atrae a los insectos. Una vez dentro de la “boca”, la planta se cierra y las espinas (o dientes) hacen que el insecto no pueda escapar.

 

¿Dónde ubicar esta planta?

La Dionaea es una planta que necesita luz de sol directa y de temperaturas altas durante el verano y frías durante el invierno. Si la temperatura exterior supera los 35ºC, colócala temporalmente en una zona de sombra.

 

Otros cuidados 

Mantén la planta con una humedad superior al 70% durante todo el año. Además, si riegas tu planta con agua de lluvia o agua destilada su crecimiento será mayor.

 

NEPENTHES

 

¿Conoces la planta?

Son peculiares por su forma de “jarrón”. De toda la familia de carnívoras, es de las que más rápido crece. Si ves que tu Nepenthes pierde los jarrones, no te preocupes, en condiciones favorables volverán a salir.

 

¿Dónde ubicar esta planta?

Es una planta muy sensible a bajas temperaturas. Son perfectas para interiores luminosos. Si las ubicas en el exterior, protégelas del sol directo, viento y heladas. Intenta que esté a una temperatura entre los 12ºC los 30ºC.

 

Otros cuidados 

Si cambias a tu Nepenthes de ubicación, es normal que pierda los jarrones. Necesita una humedad superior al 50%. Riega tu planta con agua de lluvia y crecerá más.

 

Nepenthes

  

 

PINGUICULA

PINGUICULA

 

¿Conoces la planta?

Esta planta carnívora no tiene un mecanismo de captura como el resto de su familia, pero sus hojas tienen miles de pequeños pelos que segregan una  sustancia pegajosa sobre la superficie.

 

¿Dónde ubicar esta planta?

La ubicación perfecta para su crecimiento es en una zona de semisombra, con temperaturas altas durante el día y frescas durante la noche. Si la temperatura es superior a 30ºC, ubícala en un lugar más fresco.

 

 Otros cuidados

Algunas de estas plantas crecen en lugares como paredes de cascadas, con lo que la humedad debe ser alta y constante durante los meses de crecimiento, y más suave en los meses de invierno.

 

SARRACENIA

 

¿Conoces la planta?

La Sarracenia proviene de América del Norte. La planta, en forma de vaso, produce un líquido azul que atrae a los insectos, caen en el interior del vaso y ya no pueden salir.

 

¿Dónde ubicar esta planta?

Ubicar la planta en una zona con sol directo y a temperaturas comprendidas entre los 30ºC y los 10ºC en invierno.

 

Otros cuidados 

Acostumbra a la planta poco a poco al sol, pues de lo contrario puede producir quemaduras en los vasos de la planta. Si la temperatura exterior es demasiado alta, ubícala en una zona más soleada.

 

SARRACENIA

DROSERA

DROSERA

 

¿Conoces la planta?

Es el género más numeroso de las plantas carnívoras. Son conocidas como “Rocío del Sol”, por las brillantes gotas de mucílago que aparecen en el extremo de cada hoja.

 

¿Dónde ubicar esta planta?

Les gusta la luz directa, aunque hay que tener cuidado con las altas temperaturas, que deben oscilar entre los 15ºC y los 30ºC. La humedad a la que debe estar expuesta la planta es superior al 80%.

 

Otros cuidados

Debido a la forma de crecimiento de alguna de las especies, por ejemplo la Drosera Erythrogyne, se pueden ubicar junto a plantas trepadoras para que superen el metro de altura.