Flores y Centros para Todos los Santos

Una fecha simbólica en nuestro calendario es el Día de Todos los Santos, una tradición muy antigua que consiste en llevar flores en señal de recuerdo a nuestros seres queridos ya fallecidos. Descubre nuestras composiciones elaboradas con flores tan especiales como son los crisantemos.

1 Productos
Has visto 1 productos de 1

Cargando productos

También te puede interesar:

¿Qué flores se utilizan en Todos Santos?

Cada 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos, un día especial para muchos de nosotros y una ocasión muy íntima y personal en la que las flores son las grandes protagonistas y, sin duda, un acto importantísimo para muchos de nosotros que nos sirve para recordar a nuestros familiares ya fallecidos y que, por desgracia, aunque a veces los sintamos muy cerca, no están ya con nosotros. Por norma general, en este día suele ser tradición regalar flores y visitar allí donde descansan nuestros familiares, amigos o compañeros para brindarles respeto. Sin embargo, lo cierto es que en cada lugar del mundo la tradición puede variar.

Flores típicas del Día de Todos los Santos

Tanto los ramos como los centros florales cumplen una función clave: la de homenajear y recordar a nuestros allegados fallecidos en este día tan señalado. De hecho, como ya leíamos anteriormente llevar flores a las tumbas de nuestros seres queridos, además de ser una tradición es una señal de recuerdo, pero también, claro que sí, de nostalgia hacia ellos. Pero ¿cuáles son las más comunes para llevar al cementerio en un día como este?

  • Crisantemos: podríamos considerar, sin titubear tan siquiera, que se trata de la flor más típica del Día de Todos los Santos, y quizás el motivo esté claro, y es que se trata de una preciosa flor que florece en estos meses del otoño y lo hace de una forma espectacular. Además, el crisantemo es una flor preciosa y muy agradecida que simboliza eternidad y respeto.
  • Margaritas: una flor que, a pesar de que florece durante la primavera y el verano, es muy utilizada para esta fecha señalada como es el Día de Todos los Santos, pues se trata de unas flores muy especiales que van a aportar, además, de olor un color blanco precioso, porque aunque es cierto que las podemos encontrar de varios colores, la más acertada para este día es la margarita blanca.
  • Rosas: lo bueno de las rosas es que florecen continuamente durante todo el año, desde el inicio de la primavera hasta principios del invierno, por lo que estarán perfectas para un día como este. Además, las rosas son flores que simbolizan el amor eterno y sincero por lo que resultan perfectas para nuestros allegados a los que tanto echamos de menos.
  • Lirios: la flor por excelencia que simboliza pureza, lealtad y equilibrio y, además, estos se caracterizan por desprender un aroma bastante intenso y que desde hace un tiempo atrás se ha estado asociando con la tranquilidad del alma del difunto ya que de hecho, según una creencia cristiana, en la tumba de la Virgen María había lirios y quizás por ello siguen siendo protagonistas cada 1 de noviembre.
  • Claveles: especialmente los de color rojo, pues simbolizan el respeto. Además, el clavel es una flor bastante asequible y muy resistente por lo que se convierte en una flor bastante demandada en un día como este.

¿Qué significado tienen las flores en Todos Santos?

Aunque, como vemos, determinadas flores son especialmente comunes en los rituales funerarios, lo cierto es que las flores en general han servido y continúan hoy siendo ofrenda para los fallecidos desde hace siglos y en todo tipo de culturas. Una costumbre que, además, no es exclusiva del Día de Todos los Santos pues lo cierto es que en general los rituales relacionados con la muerte siempre envuelven la ofrenda de flores, pero ¿qué significado tienen exactamente las flores en el Día de Todos los Santos? Pues bien, según la historia todo comenzó desde que el Papa Gregorio III durante su pontificado consagrara una capilla en la Basílica de San Pedro (Roma) en honor de todos los Santos. Desde entonces, se ha venido recordando a todos nuestros allegados difuntos el 1 de noviembre todos los años.

De esta forma, el día de Todos los Santos, tradicionalmente se venera en los cementerios a todos los seres queridos que ya no están, dejándoles flores y manteniendo con ello su recuerdo. Además, el uso de determinadas flores el día de Todos los Santos no es algo casual, ya que mediante el significado de ellas no sólo recordamos a nuestros difuntos, sino que también dejamos un mensaje a nuestros seres queridos.

De hecho, debemos saber que las flores, bien sea por su belleza, formas, colores o elegancia van a evocar una serie de sentimientos y emociones que van a ir desde el amor hasta la alegría y el agradecimiento y por ello, cuando muchas veces queremos expresar a las personas esos sentimientos y emociones, sobre todo a aquellas que ya no están entre nosotros, utilizamos las flores para comunicárselo de una forma más sencilla.

¿Cuáles son las flores que se llevan al cementerio?

La rosa, el crisantemo o el gladiolo son probablemente los tres tipos de flores más demandados en estos días, aunque también son bastante protagonistas en estas fechas flores como el clavel y la margarit aunque, por supuesto, deberán adaptarse a lo que cada persona desea. Algunos de los expertos recomiendan que se utilice preferiblemente una flor clásica como lo es la flor del clavel. Sin embargo, lo cierto es que los centros de flores para los cementerios suelen llevar, por norma general, las mismas flores: los claveles, los crisantemos, las siemprevivas o incluso las alstroemerias porque la diferencia la va a marcar realmente la combinación que se le dé a cada centro.

Pero, ¿cuáles son las flores que más duran en lugares al aire libre como el cementerio?

Lo cierto es que no todas las flores duran igual en el cementerio por lo que si nos paramos a analizar detenidamente existen determindas flores que son capaces de permanecer en su máximo esplendor durante mucho tiempo en el cementerio comenzando por la zinnia y seguido por la orquídea, el clavel, el crisantemo, el gladiolo, la rosa, la margarita, la cala o el lirio, aunque sin duda lo mejor de todo no es su durabilidad (que aunque también muy importante) sino su simbolismo, pues detrás de cada una de ellas se esconde un gran mensaje como la amistad, el recuerdo, la bondad, el amor, la fidelidad o la honestidad, entre muchos otros más significados.