Bonsai de exterior

La situación de exterior es la “normal” para cualquier especie vegetal. Cada planta está adaptada a vivir bajo un rango de temperaturas, humedades, radiación, etc. Los bonsáis se comportan de manera similar, así que según la adaptabilidad de cada especie, el rango de valores que puede soportar respecto de tales parámetros será mayor o menor.

Muchos son los árboles que agradecen las bajas temperaturas en invierno y soportan los calurosos veranos. Pinos y juníperos son típicos bonsái de exterior; en invierno resisten (e incluso prefieren) temperaturas muy bajas sin problemas, aunque las heladas continuadas pueden afectar las raíces. En lugares de frío intenso se suele enterrar el bonsái (la maceta) o cubrirla con paja, evitando así que hielen las raíces. La parte aérea del árbol resiste perfectamente temperaturas bajo cero. En verano el consumo de agua es notable, más aún si se sitúan a pleno sol, cosa que agradecen. El calor no es problema para estas especies: las de hojas aciculares, como los pinos, pueden soportar el frío, el calor más intenso e incluso una sequía moderada. El exceso de agua en las raíces es el principal enemigo para este tipo de árboles; de no existir un buen drenaje, estos árboles son susceptibles a enfermar por el ataque de hongos u otros parásitos.

Podríamos resumir las necesidades vitales de una planta en cuatro: aire, agua, luz y tierra. Estos son los elementos naturales que encuentran ampliamente disponibles en condiciones de exterior.

Las plantas están adaptadas y precisan de los elementos antes citados. Algunas, como manzanos, precisan de un número de horas de frió invernal para florecer profusamente, otras como pinos, de una insolación máxima y un riego muy controlado, sus hojas están preparadas para evaporar poco agua.

Cultivando estos árboles en el exterior todo el año, disfrutaremos del paso de las estaciones (brotación primaveral, coloración otoñal) y si decidimos meterlos en casa para recibir una visita, o alegrar una estancia por unos días, el árbol estará en su máximo esplendor.

Estas son algunas de las especies que en nuestro clima se pueden cultivar en el exterior:

Azalea
Callicarpa
Carpinus
Celtis
Cornus
Criptomeria
Eleagnus
Fagus
Forsythia
Ginkgo
Acer
Jasminum
Juniperus
Lagerstroemia
Lonicera
Nandina
Picea
Pinus
Pistacia
Podocarpus
Prunus
Pseudolarix
Pyracantha
Spiraea
Taxodium
Taxus
Vitis vinifera
Wisteria

OFICINAS CENTRALES

MADRID
Ctra de Boadilla del Monte,
KM 2, Majadahonda, Madrid
(+34) 91 828 00 00

NUESTRAS TIENDAS

Majadahonda, Madrid

91 638 32 26

San Sebastián de los Reyes, Madrid

91 623 76 96

Palma, Baleares

971 205 816

Coll d'en Rabassa, Baleares

971 744 514

Jerez, Cádiz

956 109 007

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google Plus