¡Elige tus plantas y recíbelas en casa con envío GRATIS a partir de 49€*!

Cuidados de la Orquídea Vanda

Las Orquídeas Vandas te conquistarán por su singular forma con raíces expuestas y los llamativos colores de sus flores. Las Vandas son originarias de las zonas tropicales de Asia. Su hábitat se extiende desde la India y Sri Lanka hasta el norte de Australia. Viven sostenidas por las ramas de un árbol, alimentándose con el rocío matinal y la lluvia.

¿Qué temperatura requiere?

La temperatura diurna idónea es de 18 a 25ºC, pero aguantan hasta 35ºC. La temperatura nocturna no debe bajar de los 12ºC. Si están en un lugar bien iluminado y a una temperatura adecuada, crecen durante todo el año.

¿Cuáles son sus necesidades de luz?

Para florecer, la Vanda precisa un lugar muy luminoso, pero no soporta el sol directo. Con demasiada luz, las hojas se vuelven de un apagado color verde claro y pueden presentar quemaduras, así como hojas resecas. Si le falta luz, las hojas se vuelven de color verde oscuro y la planta deja de florecer.

Una flor recién abierta presenta un color pálido. Para que obtenga su bonito color vivo, hay que colocar la Vanda en un lugar luminoso. A los 10 días las flores habrán alcanzado su tamaño máximo.

¿Cómo regarla?

La manera más fácil de regar la Vanda es colocándola en un florero. Llena el florero de agua dos veces a la semana durante los períodos soleados y calurosos, y una vez a la semana durante los períodos nublados y frescos. Llenando el florero, se escaparán burbujas de las raíces, que absorben agua como si fueran esponjas. Después de unos 10 minutos, se acabará el burbujeo y las raíces se habrán saturado. Entonces se puede tirar el agua sobrante.

Lo mejor es regarla por la mañana, de esta manera, las raíces pueden secarse durante la noche, evitando así que estén mojadas durante demasiado tiempo.

¿Cómo abonarla?

Suministra un fertilizante para orquídeas y añádelo al agua de riego mensualmente, según indicación del fabricante.

¿Con qué frecuencia florecen?

Las Vandas florecen entre 1 y 3 veces al año. Las flores son duraderas y se conservan de 6 a 8 semanas.

¿Cómo debo cuidarla después de la floración?

Quita la rama vieja. Para volver a florecer, la Vanda necesita una buena iluminación, lo que se consigue colocándola cerca de una ventana. Nunca dejes de regarla.

¿Requiere la misma humedad que otras orquídeas?

Efectivamente, las Vandas precisan una humedad relativa alta, por lo que agradecen pulverizaciones frecuentes.

 

Ir a ORQUÍDEAS