fbpx ¿Arbol de Navidad natural o artificial? | Fronda

Árbol de Navidad, ¿natural o artificial?

¿Vuelves a dudar un año más si utilizar un árbol natural o artificial para tu decoración navideña? En Fronda, apostamos por una Navidad natural y te recomendamos cualquiera de nuestros abetos naturales, cultivados expresamente para su compra en estas fechas, en plantaciones sostenibles que contribuyen mejorar la calidad del aire. Sin embargo, ambas elecciones pueden ser ventajosas. Déjanos ayudarte a decidir en función de tus expectativas y prioridades.

 

Abeto natural

 

 

Lo más importante, si te decantas por esta opción, es asegurarte de que el árbol que adquieras, como ocurre en Fronda, se haya plantado con el fin decorar en Navidad, es decir, que no se extraiga de un bosque, sino de una plantación sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

 

Cumpliendo esta premisa, solo te queda disfrutar de tu árbol durante las fiestas y, cuando acaben, contactar con algún servicio de recogida local o devolverlo tú mismo al vivero donde lo compraste. Si tiene raíces, podría replantarse y, si se trata de una copa de abeto, podrá ser reciclado para convertirse en compost. Nunca lo tires a la basura o lo replantes en un bosque cercano, pues lo más probable es que no se trate de un árbol autóctono.

 

 

VENTAJAS

 

  • Los árboles de Navidad naturales ahorran emisiones de CO2, pues durante su crecimiento han estado utilizándolo para la fotosíntesis y, por supuesto, no han necesitado un proceso de fabricación previo con materiales derivados del petróleo.

 

  • Desprenden un aroma natural y fresco, que se contagia al entorno donde se encuentran.

 

  • Te permiten disfrutar de la espectacularidad y relajación que transmite este tipo de árboles en la naturaleza, también en tu casa o en el trabajo.

 

Abeto artificial

 

 

Actualmente, los árboles artificiales de calidad son muy realistas y consiguen un parecido increíble a los árboles naturales. Su precio suele ser superior al de los abetos naturales, pero el abeto artificial supone una inversión a largo plazo, pues podrás utilizarlo durante varios años, si lo deseas.

 

Su impacto visual a veces es comparable al de los árboles naturales, lo que se suma a otros motivos para decantarse por la compra de uno de ellos.

 

 

 

 

 

VENTAJAS

 

  • Existe una gran variedad de formas que imitan a distintos géneros y especies de árboles naturales, además de múltiples acabados y colores, que permiten su fácil combinación con distintos estilos decorativos.

 

  • Son reutilizables, de modo que solo necesitas plegarlo y guardarlo hasta el año siguiente cuando acaban las Navidades.

 

  • No necesitan mantenimiento.