Cómo cuidar tu jardín en invierno

Durante las estaciones más frías del año hay una cierta tendencia a olvidarse del jardín y a vivir de puertas adentro. Durante el invierno no debemos descuidar el jardín, ya que parte de la belleza que disfrutaremos en los meses cálidos se la debemos a los cuidados y el mantenimiento que llevemos a cabo en los meses fríos. Olvídate de las inclemencias del tiempo y sal a disfrutar de él.

Consejos para cuidar tu jardín en invierno

  1. Aprovecha para plantar árboles y arbustos de hoja caduca a raíz desnuda, por ejemplo, rosales.

  2. En invierno puedes plantar árboles y arbustos, pero evita los días de heladas.

  3. En zonas frías, debes proteger las especies delicadas con plástico o láminas protectoras específicas para plantas.

  4. Cuando nieve, es conveniente que protejas los arbustos más frágiles, para impedir que se acumule en su centro y abra las ramas.

  5. Evita que las macetas de terracota o de barro estén a la intemperie, se pueden resquebrajar por el frío. Resguárdalas de las heladas.

  6. Limpia tu jardín de malas hierbas, hojas  y ramas secas.

  7. Remueve la tierra y agrega fertilizante orgánico para que esté en perfecto estado al llegar la primavera.

  8. Revisa los tutores de los árboles recientemente plantados, para que resistan el mal tiempo firmemente anclados.

  9. Revisa el estado de los soportes de las plantas trepadoras.

  10. El hielo que se forma en el estanque puede dañarlo, sobre todo si es de obra. Para evitarlo, deja flotando en el agua un bidón de plástico, trozos de madera o una pelota de goma.

  11. Evita regar por la noche, porque el agua puede congelarse ocasionando daños. Opta por hacerlo a primera hora de la mañana

  12. Las plantas en maceta sufren más el frío que las plantadas en tierra, por lo que es conveniente que forres las macetas con arpillera, plástico de burbujas, paja o cualquier material que pueda aislarlas del frío.

  1. El invierno es una buena ocasión para limpiar a fondo las herramientas de jardín que no uses durante esta época del año. En primavera las tendrás perfectas.

  2. Antes de dejar parado el cortacésped durante el tiempo en que no se utiliza, se debe limpiar y lubricar, así como afilar sus cuchillas.

  3. En invierno, el abonado debe ser orgánico (mantillo, humus de lombriz…) para reponer nutrientes, mejorar la estructura del suelo y elevar ligeramente la temperatura de la tierra.

  4. Utiliza las cenizas de la chimenea para fertilizar la tierra.

  5. En invierno puedes podar árboles y arbustos caducifolios, pero en climas con heladas frecuentes, es aconsejable aplazar la poda hasta finales de invierno (febrero – marzo), para que no se hiele la zona del corte.

  6. No podes las plantas que florecen a principios de  primavera, porque suprimirías las yemas de flor que ya están formadas.

  7. Los cortes de poda deben ser limpios para que se produzca una buena cicatrización.

  8. Los trasplantes de árboles y arbustos se pueden hacer durante el invierno, excepto las palmeras, que se deben transplantar en verano.

  9. Trasplanta las plantas que crezcan demasiado pegadas unas de otras, para que tengan más espacio para desarrollarse.

  10. Aplica aceite de invierno sobre las ramas sin hojas y troncos de los árboles de hoja caduca, para prevenir el desarrollo de pulgones, hongos y ácaros en primavera.

  11. Planifica ahora las reformas de tu jardín: es el momento idóneo para repasar los libros de jardinería y plantas, con vistas a la adquisición de nuevos ejemplares.

  12. Vigila que tus plantas de interior no queden expuestas a corrientes de aire y a cambios bruscos de temperatura. Recuerda que agradecerán que se las riegue con agua tibia.

Para una buena elección de las plantas, es necesario comprobar el mantenimiento que requieren. Echa un vistazo a nuestras plantas para el jardín y aprende más sobre sus cuidados en sus fichas.