La importancia de abonar en otoño

En esta época del año, con el abonado no se busca estimular el crecimiento, sino preparar a las plantas para la llegada del descanso invernal.

 

El abonado en otoño es importante para que las plantas no se vean afectadas por el frío y para prepararlas para su primera brotación en primavera.

 

En otoño, el abonado se realiza  con un compost rico en potasio y pobre en nitrógeno, ya que el potasio favorece el desarrollo radicular.
Sólo un sistema de raíces bien desarrollado permite en la primavera un crecimiento óptimo y es la mejor protección contra el estrés hídrico y para un comienzo óptimo en el siguiente período de vegetación.

 

En esta época del año, lo ideal es aportar un abono orgánico, ya que, además de tener menos nitrógeno, mejora la estructura del suelo. Puedes utilizar humus de lombriz, mantillo, estiércol de caballo o compost.

 

No te olvides de abonar también las plantas de interior, que todavía se encuentran muy activas.

 

Conservas de hortalizas

Si en primavera te animaste a crear tu propio Huerto Urbano, ya estarás disfrutando de la esperada cosecha. Hasta un pequeño huerto nos proporciona más hortalizas que las que pensábamos, así que una buena idea es hacer conservas para disfrutar fuera de temporada del excedente que has obtenido. Te explicamos cómo hacerlo:
 

 

 

Recipiente: lo ideal es utilizar un tarro de cristal. Antes de utilizarlo es imprescindible esterilizarlo, hirviéndolo durante 15 minutos y escurriéndolo con cuidado de no tocar el interior.
Es aconsejable no llenar del todo los tarros, sino dejar unos dos centímetros para que el alimento pueda expandirse en su interior tras la cocción.
Los tarros se cierran con cuidado y se ponen al baño maría, sin que el agua llegue hasta la tapa. El tiempo que tienen que hervir los tarros dependerá del producto.

 

Los alimentos a conservar deben estar suficientemente maduros y deben de ser de temporada para aprovechar mejor sus cualidades.
Cuando termina la cocción hay que dejar enfriar los tarros en la olla. Una vez fríos, se comprueba que estén cerrados herméticamente.
Antes de almacenarlos, hay que etiquetarlos siempre con la fecha de elaboración.
Las conservas hay que guardarlas en un lugar sin luz, fresco y ventilado.
Se deben consumir antes de un año.

 

Recetas:

Pimientos asados en conserva:

Se asan los pimientos rojos en el horno, se les quita la piel y las pepitas y se cortan en tiras. Al introducirlos en el bote se empujan para que no queden bolsas de aire, se echa el jugo que han soltado y se les añade ajo y aceite de oliva virgen. Se cierra el bote y se cuece durante 10 minutos.

 

 

 

 

 

 

Tomates en conserva:

Se lavan los tomates y se les hace un corte en forma de cruz. Se escaldan en agua hirviendo unos 10 segundos, se pelan y se introducen en los botes, apretándolos. Se les pueden añadir unas hojas de albahaca y de laurel. Se añade agua con un poco de vinagre y sal, se cierran y se cuecen al baño María 30 minutos.

 

 

 

 

 

Mermelada de Fresa:

Limpiar bien los fresones, cortarlos en cuadraditos, regalos con un poco de zumo de limón y ponerlos a cocer 20 minutos con agua y la misma cantidad de azúcar que de fresones. Cuando la mermelada esté fría, se mete en los botes cerrados y se cuece 10 minutos al baño María.

 

 

 

 

 

 

Liquivera

Seguimos con la campaña de apertura de nuestro nuevo centro de Jerez, con muchas novedades y promociones.

Y en nuestros centros de Madrid y Mallorca, ¡liquidamos la primavera!

 

 

 

 

 

 

 

 

OFICINAS CENTRALES

MADRID
Ctra de Boadilla del Monte,
KM 2, Majadahonda, Madrid
(+34) 91 828 00 00

NUESTRAS TIENDAS

Majadahonda, Madrid

91 638 32 26

San Sebastián de los Reyes, Madrid

91 623 76 96

Palma, Baleares

971 205 816

Coll d'en Rabassa, Baleares

971 744 514

Jerez, Cádiz

956 109 007

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google Plus